Fernando Velázquez

León.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) adelantó una reunión con los gobernadores Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y Enrique Alfaro en la que se abordará la obra en El Zapotillo, entre los que figura la población que sería beneficiada con el proyecto.

En ese contexto, Rodríguez Vallejo dijo esperar la confirmación del presidente de la República y advirtió que “el estado no se baja”.

Durante la conferencia de prensa nacional, AMLO adelantó que organizará una reunión con los gobernadores de Jalisco y Guanajuato para revisar detalles del proyecto, entre los que figura la designación de los beneficiarios: ya sea Los Altos de Jalisco, Guadalajara o León, “si alcanza”.

“Hay que invertir para hacer unos bordos y proteger a la población, y luego hay que resolver a quién beneficia el agua, lo que estás planteando, si es a los pueblos de Los Altos de Jalisco, a Guadalajara o a León, si alcanza”, señaló.

Esto, en respuesta a la interrogante sobre si el proyecto consideraría León luego que presuntamente este municipio no la requeriría.

De igual manera, otro de los pendientes sería en sentido de la resolución de la Suprema Corte de la Nación que establece 80 metros de cortina para no afectar a pobladores y no los 120 que se tenían previstos.

“Hay una resolución de la Corte de que tienen que ser 80 metros, hay que valorar los costos de los bordos para evitar la inundación de los pueblos y hay que ver qué cantidad de agua disponible se va a tener y a quién entregar esa agua, pero buscar algo, una solución. Vamos a tener una reunión pronto para resolver sobre este caso”.

No obstante, remarcó que de no llegar a un acuerdo, la inversión podría dejarse ahí, por lo que enfatizó esto como una razón para reunirse con los mandatarios estatales.

Al respecto, Diego Sinhue afirmó que le tomará la palabra a Andrés Manuel López Obrador y se dijo listo para en cuanto defina fecha, se reúnan para revisar el proyecto de El Zapotillo. 

Lo anterior, luego de que el Presidente de la República informara en su conferencia matutina que organizará una reunión con los gobernadores de Jalisco y Guanajuato para revisar detalles del proyecto. 

Diego Sinhue reiteró que una de las grandes trabas para continuar con la presa era que los gobiernos de Jalisco y Guanajuato no se ponían de acuerdo en la distribución del agua, pero desde comienzos de su administración, él y Enrique Alfaro acordaron que el 24 por ciento será para León y el resto para Guadalajara y Los Altos. 

Así lo reafirmaron a través de una carta que el pasado lunes ambos mandatarios enviaron a López Obrador, aunque Diego Sinhue reconoció que todavía hay otros obstáculos que librar para que el proyecto sea una realidad. 

“Durante muchos años, la traba fue que no estaban de acuerdo Guanajuato y Jalisco, hoy ya estamos de acuerdo, evidentemente hay otras complicaciones que tiene el proyecto, muchas de ellas son los pobladores, muchas otras, que eso es lo que supongo se verá en la reunión con el Presidente”, dijo. 

No obstante, reconoció que luce complicado que Guanajuato pueda recibir agua de esta presa antes de que concluya el sexenio. 

“Yo veo complicado, no quiero generar falsas expectativas, pero todo lo que se avance será fundamental, llámese construcción de cortina, de ducto, negociación con pobladores, todo abona, entonces pondremos lo que esté en nuestra parte para que se avance en El Zapotillo”, afirmó. 

ndr