Redacción

México.- El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López Gatell, descartó el cierre de fronteras, pues considera que la información sobre la virulencia de la variante Ómicron, es “desproporcionada”.

En los recientes días, la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró a la nueva variante Ómicron, como “altamente transmisible y preocupante”, pues de acuerdo con la evidencia preliminar, tiene un mayor grado de propagación, además de una gran cantidad de mutaciones.

Por ahora los científicos internacionales, desconocen si las mutaciones podrían afectar la eficacia de las vacunas contra el Covid-19. Ómicron, fue detectada en Sudáfrica, aunque también ya hay casos en diversos países como Gran Bretaña, Bélgica, Hong Kong, entre otros, México, hasta el momento no ha registrado ningún caso.

Ver nota: Identifican nueva variante Covid-19 en Sudáfrica con múltiples mutaciones

Al respecto de lo anterior, Hugo López Gatell, mencionó en su cuenta de Twitter, que hasta el momento no existe evidencia de que la nueva cepa sea más virulenta y calificó a la información emitida por la OMS como “desproporcionada”, pues si bien algunos datos indican que es más transmisible, no la hay en el sentido de su intensidad.

“Algunos datos sugieren que tiene mayor transmisibilidad que las previas. No se ha demostrado que sea más virulenta”, escribió.

En cuanto al cierre de fronteras, que Estados Unidos, Canadá y gran parte de Europa ya han adoptado, como una medida para evitar la propagación del virus, dijo que México no hará lo mismo, ya que afirma que estos cierres afectan más a la economía y desarrollo de los pueblos.

“Las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles; afectan la economía y el bienestar de los pueblos”, dijo.

Lea también: Alemania entra en emergencia nacional por repunte de Covid-19