Jessica de la Cruz

León.- La Fiscalía General de Jalisco (FGJ) informó a la familia de Daniela Corazón Pérez Peláez, que habían encontrado el cuerpo calcinado de una mujer, y sus características correspondían con las de la joven leonesa y madre de familia, quien permaneció 34 días en calidad de desaparecida.

Los amigos y familiares de Daniela Corazón se encargaron de difundir la lamentable noticia sobre el paradero de la joven de 27 años de edad.

El pasado viernes 11 de septiembre fue la última vez que la madre de Daniela Corazón vio a su hija con vida, ya que ese día partió a su lugar de trabajo, un bar ubicado en el municipio de Lagos de Moreno, Jalisco.

Al día siguiente, el sábado 12 de septiembre, todavía hasta las 13:00 horas la joven tuvo contacto con sus familiares; pero después de esa hora, ya no se supo nada de su paradero.

La ubicación de su celular indicaba que se encontraba aún en Lagos, pero la madre de Daniela Corazón no volvió a saber nada de ella.

El pasado 8 de octubre Correo hizo publicó la desaparición de esta madre de familia de dos pequeños niños, uno de siete años de edad y el más pequeño de uno, quienes preguntaban por ella todos los días.

Tras más de un mes de búsqueda, los familiares de Daniela recibieron la noticia de que las autoridades jaliscienses encontraron su cuerpo calcinado.

El protocolo Alba se activó para localizar a Rosa Guerrero Solórzano, quien desapareció en Irapuato el pasado 7 de octubre y se ignora su paradero. Rosa nació el 12 de mayo de 1980, tiene cabello largo, ondulado, color café oscuro, ojos grandes cafés oscuro, mide 1.62 metros pesa 60 kilógramos. Vestía pantalón negro, sudadera rosa, tenis negros con letras doradas. Además tiene tatuado el delineado de los ojos en color negro y dorado, un lunar en la mejilla derecha color negro y una cicatriz quirúrgica en el abdomen.

Cualquier información sobre su paradero se puede realizar al número de teléfono 01 800 368 62 42 y 911.