Redacción

Valle de Santiago.- Un hombre a quién lo habían privado de su libertad durante la madrugada, fue localizado sin vida 8 horas después; presentaba huellas de tortura y heridas de bala en su cuerpo.

Este jueves, minutos antes de las 11 de la mañana al Sistema de Emergencias 911, llegó una llamada telefónica en donde se reportaba que a un lado de la carretera que conduce a la comunidad de Jícamas, casi con el entronque a la comunidad La Jaulilla, estaba un hombre recostado, no respondía y se veía que sangraba de su cabeza.

Elementos de Seguridad Pública atendieron el reporte y al llegar al lugar, identificaron a un hombre que vestía pantalón de mezclilla azul, camiseta guinda y zapatos negros; tenía varias heridas de bala, una de ellas en su cabeza; al checar signos vitales se corroboró que estaba sin vida.

Más tarde, al lugar se acercó una señora de nombre, María de Jesús e identificó al hombre como su hijo, José Luis y explicó que, durante la madrugada hombres armados llegaron a su casa ubicada en la comunidad de Jícamas y se lo llevaron.

La zona fue acordonada en espera de las autoridades de la Fiscalía General del Estado, para que se inicie la carpeta de averiguaciones previa que les ayude a identificar al o los presuntos sicarios.

También lee:

LC