Redacción

Irapuato.- La Fiscalía General del Estado anunció la sentencia de 39 años con 11 meses de prisión a Sergio Arturo N por los delitos de homicidio calificado en grado de tentativa en agravio de servidores públicos, posesión simple de narcótico y robo calificado, tras dos años de proceso.

Los hechos se registraron la madrugada del 12 de noviembre de 2019, en la calle Paraíso y Casuarina de la colonia Barrio de Guadalupe, Sergio Arturo fue sorprendido intentando abrir los vehículos estacionados y, al observar a los policías, se dio a la fuga mientras les realizaba detonaciones de arma de fuego.

Foto: FGE

Fueron al menos 15 los disparos que Sergio realizó mientras era perseguido por los elementos de Seguridad Pública Municipal. Dos de estos impactaron a la altura del tórax a un oficial, quien sobrevivió gracias a la protección del chaleco antibalas.

Los policías repelieron el ataque y detuvieron al agresor; al ser revisado, se le aseguró un arma de fuego tipo ametralladora de fabricación artesanal, provista de un cargador metálico. También traía tres envoltorios de droga, otros dos cargadores y 27 cartuchos útiles para arma de fuego.

Sergio Arturo cuenta con otras carpetas de investigación iniciadas por delitos contra la salud en su modalidad de posesión simple de narcótico y por el delito de robo calificado en agravio de un estudiante, a quien arrebató una mochila con sus pertenencias y dinero en efectivo.

Al acreditar su plena responsabilidad en la comisión de los delitos, Sergio fue sentenciado a 18 años por cada uno de los homicidios tentados y delitos contra la salud, más el delito de robo calificado, por lo que en suma recibió una pena privativa de libertad de 39 años y 11 meses.

ndr