Foto: Gilberto Navarro

Redacción

Guanajuato.- El propietario del terreno donde se construye un muro en el Río Guanajuato, frente a la empresa Gas Butano, fue sancionado con 26 mil pesos por talar varios árboles sin solicitar autorización de la dirección de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (DMAOT).

Como informó Correo, vecinos de la zona de Marfil denunciaron que sobre el lecho del río —en el tramo que cruza al costado de la carretera libre a Silao frente a una gasera—, se estaba realizando una construcción de manera ilegal, que podría afectar el afluente y para la cual se talaron varios árboles.

El titular de la DMAOT, Juan Carlos Delgado Zárate, señaló que se regularizó la obra y únicamente se le dio permiso al propietario para construir un muro alrededor de su propiedad que no afecta el cauce del Río Guanajuato.

“Se le otorga el permiso para bardear la propiedad, es lo único, no hay autorización de construir nada, sólo de completar la barda perimetral que habíamos suspendido”.

Sin embargo, se impuso una multa que asciende a casi 26 mil pesos, por la tala de árboles sin permiso y tuvo que resarcir el daño ambiental, con la donación de varias especies de árboles al vivero municipal.

Delgado Zarate señaló que con la construcción de la barda no hay riesgo de que se desborde el río, pero no se puede construir en el lugar por el escurrimiento de aguas negras.

“Lo que sí hay —y que atraviesa parte del predio— es un escurrimiento de aguas negras de las casas que están atrás del ‘Pulpo Loco’, ahí desaguan y esa agua en tiempo de lluvia se suma. Ahí Simapag tiene pendiente un embovedamiento de las aguas negras; no se puede construir por este escurrimiento”.

ndr