Llevan tradición del cazo a la mesa

Raúl Cárdenas les enseñó el oficio a los hijos y ahora los hermanos alimentan varias comunidades con la clásica receta de la casa. Foto: Eugenia Rojas

La familia Cárdenas tiene un gran legado familiar en la actividad comercial en la venta de diferentes productos derivados del cerdo y otros animales; esta tradición viene de su padre

Eugenia Rojas

Salamanca.- La tradición familiar de los hermanos Cárdenas se realiza para formar su patrimonio y dar el sustento familiar. La enseñanza y actividad comercial en la venta de diferentes productos derivados del cerdo y otros animales, fue transmitido por el padre de Fabiola Cárdenas y hermanos, con más de 10 años de experiencia en el ramo.

Son 30 kilos de rellena y no me alcanza para todos los que me piden; vienen petroleros de Salamanca a comprarme hasta acá. Empiezo temprano en la preparación de la rellena. Cuando está lista, la hago kilos y en mi bicicleta la reparto aquí en Cárdenas, es con lo que sostengo a mi hijo y mi casa”

Fabiola Cárdenas, Carnicera tradicional

Dijo que los cerdos son comprados en Cárdenas y son llevados para sacrificio al rastro municipal, después entre los hermanos reparten las piezas, las cocinan y las venden en San Vicente, en Las Conejas y en Cárdenas. “Vendemos carnitas y rellena, mi hermano vende en su carnicería”.

Señaló que su padre les enseño el oficio, “mi papá era criador de puercos y carnicero. Nos enseñó de todo; sabemos hacer birria, barbacoa, carnitas, rellena y chicharrón. Nos decía, ustedes deben aprender para que otros no los manden. Ustedes deben de mandar, por eso deben aprender”.

“Mi hermana Martha vive en la comunidad de Las Conejas y vende su puerco ahí. Mi hermano en San Vicente y yo y mis hermanas aquí en Cárdenas”, refirió.

Añadió que ahora ella le enseña el oficio a su hijo de 10 años “le digo ayúdame; me dice que le da asco y le digo, ¿el dinero no te da asco verdad?, ¡de ahí comes hijo!”, concluyó.

*EZM

Comentarios

Comentarios