Jonathan Juárez

San Francisco del Rincón.- Pareciera que la colonia Benito Juárez, en el municipio de San Francisco del Rincón, es privilegiada por las obras con las que cuenta, entre las que destacan un albergue, una cancha de básquetbol y una fosa para drenaje.

Pero contrario a ello, algo que siempre han estado solicitando los ciudadanos y que no se les ha cumplido es la pavimentación de las calles.

Se trata de una comunidad fuera de la ciudad y cercana a la del Maguey, la cual no cuenta con suelo firme entre sus calles.

La queja de algunos ciudadanos se ha derivado de que anteriormente solo se les emparejaba el camino, pero los tiempos de lluvias terminaban con ellos, al hacer surcos en las vías.

También lee: “Calle de la marimba” en Salamanca necesita pavimentación: Obras Públicas

Jesús Nila, quien fue delegado, señaló que los gobiernos no han puesto atención a las solicitudes de pavimentación.

“A veces traen una máquina y nada más le dan una aplanadita y ya, pero nunca le echan ni un viaje de tepetate ni de cascajo ni nada.

Se ha gestionado la pavimentación, pero ponen muchas trabas las que ponen para hacer una obra, dicen que necesitan dinero, pero son puras trabas, en realidad no hacen nada”.

Al fondo de la colonia se encuentran las obras “que nadie ocupa”: una cancha de básquetbol enrejada, una fosa de drenaje y un albergue con una placa que informa que el gobierno federal invirtió cerca de 808 mil pesos en 2018.

“El albergue a los habitantes de Benito Juárez no nos beneficia en nada. Duran tres meses y se van, y todo el año está solo, pero ellos no trabajan aquí. A la fosa no le dan mantenimiento a pesar de que hemos hecho gestiones, igual que la cancha, que está de adorno”.

Rosa Martínez, vive muy cerca del albergue y al igual que el exdelegado, no tiene conocimiento de qué se hace exactamente en el lugar.

“Vienen aquí a veces las personas a quedarse, pero no sé para qué. Se quedan unos meses, y después solo lo cuida un señor”, comentó.

Lee también: San Francisco, una ciudad entre balas: “¡hay que preparar un bolillo pa’l susto!”

LC