Agencias

Ginebra, Suiza.- Unas 20 mil dosis de vacunas contra el SARS-CoV-2 llegaron ayer al enclave palestino de Gaza, procedentes de Emiratos Árabes Unidos. Esta donación, junto con las 2 mil recibidas desde Cisjordania, permitirán comenzar la inmunización hoy entre sanitarios y pacientes con enfermedades crónicas, informó el Ministerio de Sanidad de la franja palestina.

La remesa, que está compuesta por preparados de la vacuna rusa Sputnik V, entró al enclave a través del paso fronterizo de Rafah, en el límite con Egipto, y fueron entregadas por la mediación de Mohammed Dahlan, un rival del presidente palestino, Mahmud Abbas, exiliado en Abu Dabi. Dahlan es, además, un disidente del movimiento Fatah.

Un primer lote de dos mil vacunas, también Sputnik V y que forman parte de un total de 10 mil donadas por Rusia, ya habían llegado a Gaza el miércoles, después de que el envío fuera desbloqueado por Israel. La Autoridad Palestina, que se encuentra en la Cisjordania ocupada, había acusado a Israel de rechazar la entrada del envío a Gaza, enclave empobrecido con dos millones de habitantes.

Entre luchas internas

La entrega de vacunas desde Emiratos, y bajo la aparente intervención de Dahlan, se da en medio de un contexto político muy movido en los Territorios Palestinos, con las primeras elecciones legislativas en 15 años previstas para mayo. Dahlan, excluido del Comité Central de Fatah acusado de corrupción, aseguró que hará “todo lo posible para enviar más cargamentos de vacunas y equipamiento médico”.

La ANP espera la llegada este mes de un cargamento de 37 mil dosis del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y anunció un acuerdo con la británica AstraZeneca para recibir dos millones más. El enclave costero ha registrado casi 54 mil contagios de coronavirus, de los cuales más de mil 900 se encuentran aún activos y 543 fallecieron.

Las severas restricciones de movimiento impuestas por Hamás, que es el grupo que gobierna la franja, han reducido a algo más de cien los contagios diarios, que en noviembre llegaron a superar los mil. Pese a ello, las autoridades temen nuevos picos por la sobrepoblación del territorio.

ndr