Agencias

Nueva Delhi.- En las últimas 24 horas, se registraron 330 mil nuevos casos de covid-19 y 2 mil decesos en India, cuyo vetusto sistema de salud, infrafinanciado desde hace años, adolece de una falta de medicamentos y oxígeno medicinal.

El país ha registrado casi cuatro millones de casos en lo que va de mes y los hospitales de la capital, Nueva Delhi, reiteran los llamados de socorro para que les suministren más oxígeno.

“SOS – Menos de una hora de abastecimiento de oxígeno en el Max Smart Hospital y en el Max Hospital Saket. Esperamos nuevas provisiones (…) Más de 700 pacientes ingresados necesitan asistencia inmediata”, tuiteó el viernes Max Healthcare, una de las mayores cadenas de hospitales privados.

India ha reportado más de 16 millones de casos de covid-19 y 187 mil decesos, aunque en proporción a su población (mil 300 millones de personas), el balance continúa siendo inferior al de otros muchos países. Por ejemplo, Brasil (212 millones de habitantes) ha reportado 383 mil 502 fallecidos, el doble.

La aparición de la nueva variante india representa otra amenaza y países como Canadá, Francia o Emiratos Árabes Unidos, endurecieron sus controles a los viajeros indios o incluso suspendieron sus conexiones aéreas con ese país.

Las autoridades sanitarias belgas indicaron el jueves que detectaron por primera vez en Bélgica casos de la variante india, que contiene dos mutaciones potencialmente preocupantes.

En todo el mundo, el coronavirus ha matado a 3 millones 073 mil 969 personas y ha infectado a 114.6 millones, según un balance de la AFP elaborado a partir de cifras oficiales. En América Latina y el Caribe, el covid-19 dejó 883 mil 098 fallecidos. Con 537 decesos, Argentina registró el jueves el mayor número de muertes por Covid-19 en un solo día, según el ministerio de Salud y el balance ya alcanza los 60 mil 620 fallecidos.

“El sistema de salud está saturado y estamos muy próximos al colapso”, afirmó Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires.

Colombia (50 millones de habitantes) también reportó un máximo de decesos el jueves (430), que elevó el balance total a 70 mil 026 fallecidos en el país, según el ministerio de Salud.

Como en el resto del mundo, los trabajadores sanitarios de Brasil tienen que sacar fuerzas cada día para lidiar con la tragedia.

“Generalmente recogemos a los pacientes llorando. Preocupados. La mayoría piensa que va a morir”, cuenta Carlos Marques, un conductor de ambulancias de 52 años, de Sao Paulo, un estado en el que el covid-19 ha matado a más de 90 mil personas.

Emergencia en Japón

En Asia, Japón decidió decretar un nuevo estado de emergencia en las regiones de Tokio, Kioto, Osaka y Hyogo a partir del domingo y hasta el 11 de mayo, para frenar la epidemia, agravada por las nuevas variantes del virus, cuando faltan tres meses para los Juegos Olímpicos. Aún así, las autoridades aseguraron que estas medidas no impactarán en la organización de los Juegos.

En el archipiélago nipón, la vacunación es lenta y se ha inmunizado a menos del 0,7% de la población, según datos oficiales, a causa de las trabas burocráticas y de la prudencia médica, según los expertos.

EZM