Llega a Sonora esperando que la niña rescatada de maltrato sea su hija

0
COMPARTIR
Fotografía: especial

En tanto, en el Sistema Integral para la Familia DIF Sonora, se informó que la niña continúa hospitalizada recibiendo atención médica por el severo maltrato que sufrió

SUN 

CDMX.- Con la esperanza de que la niña torturada en Hermosillo sea su pequeña María José que le robaron cuando apenas tenía 11 meses de nacida, en Tecámac, Estado de México, la señora Maribel llegó a Sonora acompañada de peritos de la PGR para practicarse pruebas de ADN. En tanto los presuntos agresores de la menor de siete años no son los padres biológicos, informaron fuentes de la Fiscalía estatal.

Las redes sociales han viralizado el caso de Maribel Enciso Holguín, una madre que busca en forma desesperada a su hija que le quitó un hombre luego de ingresar a su consultorio y cortarle el cuello con una navaja, lo cual publicó en un conmovedor relato en la Fan Page de Facebook /buscandoa.mariajose

Publicidad

Fuentes de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) confirmaron la presencia de personal de la Unidad Especializada de Personas Desaparecidas de la Procuraduría General de la República (PGR) que viene acompañando a la señora Enciso quien llegó a Hermosillo con la esperanza de que la menor que fue rescatada de sus torturadores el 1 de agosto pasado sea su hija.

En tanto, en el Sistema Integral para la Familia DIF Sonora, se informó que la niña continúa hospitalizada recibiendo atención médica por el severo maltrato que sufrió y como parte de las investigaciones que se llevan ante la posibilidad de que la menor haya sido robada, el caso fue turnado a la PGR.

Te podría interesar:  Lleva DIF 'Brigada dental' a adultos mayores

En una visita que hizo El Universal a un domicilio de la colonia El Sahuaro donde vivió la niña Keylany Geraldin “N”, de 7 años de edad, se informó que la presunta madre de la menor ya declaró ante el Ministerio Público y la familia no tiene más que decir.

Los vecinos informaron que en esa casa marcada con el número 1275, vendían tortillas de harina, la niña era quien las entregaba y recogía el dinero, pero coincidieron que tenían alrededor de un mes sin verla. La menor tenía menos de dos años de vivir en ese lugar.

“Karina siempre caía en contradicciones, decía que era su hija, su sobrina, su ahijada, que era adoptada, a todos se nos hacía raro, pero ella siempre vivió en esa casa con sus padres, luego su esposo que también es vecino llegó a vivir con ella y como no podían tener hijos adoptaron esa niña ya grandecita”, dijo una joven afuera del abarrotes que se encuentra casi en la esquina de la calle Facundo Bernal.

Otras personas comentaron que a la niña ya le habían visto golpes en la carita y cuerpo, pero la presunta madre decía que se golpeaba, se caía porque se le quebraban sus lentes.
Según niños con los que convivía la pequeña Keylany Geraldin, sus padres le infringían castigos muy feos, la mujer la hincaba en el sol (que en Hermosillo la temperatura en verano supera los 44 grados centígrados) y la obligaba a sostener una piedra en cada mano.

Te podría interesar:  Invita DIF a hacer una carta a los abuelos

Detenidos los presuntos padres de niña torturada

Un reporte de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), informó que pareja fue asegurada por el delito de violencia intrafamiliar y lesiones graves contra una menor.

A Germán Isaac “N.”, de 37 años, y Karina Melissa “N.”, de 27, se les ejecutó orden de aprehensión girada por el Juez Oral Penal con fecha 4 de agosto de 2017.

Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) dieron cumplimiento al mandato mediante oficio HER/US/2017 Nuc:SON/HER/PGE/2017/014/43152, con la causa penal 1185/2017

Es por el delito de violencia intrafamiliar en número de cinco y tres, respectivamente, y lesiones graves calificadas con alevosía y traición en perjuicio de la menor Keylany Geraldin “N” quien recibe atención medica en el Hospital Infantil del Estado (HIES) a donde fue trasladada luego de que vecinos de la colonia El Sahuaro reportaran ante las autoridades el maltrato de la niña a través de una llamada al 9-1-1.

El hecho causo indignación entre la población y se viralizo en redes sociales donde por medio de fotografías se mostraban las múltiples lesiones sufridas por la menor. De inmediato personal de la fiscalía General de Justicia inició los trabajos de investigación correspondientes.

Los presuntos responsables fueron asegurados a las 12:00 horas de hoy en bulevar Quiroga y Camino del Seri, en la colonia Urbi Villa del Prado de donde fueron trasladados al Cereso local.