Redacción

México.- Timothy J. Shea, jefe de la DEA, llegará este martes a la capital mexicana en busca de mayor cooperación por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para contener el trasiego de drogas sintéticas que inundan Estados Unidos.

Agobiado por la incontenible demanda y consumo de drogas ilegales en su país y por el empoderamiento de los cárteles gringos en su cooperación con los mexicanos, Shea busca más respaldo.

El titular interino de la DEA, se reunirá en México con mandos de la Fiscalía General de la República, la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana y la de Relaciones Exteriores, entre otros funcionarios.

La presencia de Shea y sus encuentros con representantes del gobierno de AMLO ocurre ocho días antes de que se celebre la nueva audiencia de preparación de juicio en contra de Genaro García Luna.

García Luna, junto con sus afiles principales, Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, están acusados de colaborar con el Cártel de Sinaloa para traficar cocaína a Estados Unidos.

El próximo 7 octubre en la Corte Federal del distrito Este en Brooklyn, se celebrará la audiencia de preparación del caso contra García Luna donde también están acusados sus dos ex colaboradores.

Entre varios de los temas que abordará con Alejandro Gertz Manero el Fiscal General y Alfonso Durazo, se encuentra la petición de captura con fines de extradición de Cárdenas Palomino y Pequeño García.

El gobierno mexicano aprovechará la visita de Shea para obtener mayor información sobre los carteles gringos o domésticos.

La DEA reiterará su deseo de que el gobierno de AMLO haga más para detener a narcotraficantes como Rafael Caro Quintero, Ismael El Mayo Zambada García, Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho y Jesús Alfredo Guzmán Salazar Alfredillo.

El gobierno estadunidense ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por información que conlleve al arresto y extradición de Caro Quintero.

Con información de Proceso

Te podría interesar: