Nayeli García

Irapuato.- Irapuato está listo para recibir el Centro Nacional Paralímpico luego de haber estado en el abandono por casi ocho años, aseguró el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, quien dijo esperar a que antes de que termine la administración poder a echar andar este ‘elefante blanco’ de más de 520 millones de pesos. 

Esto, luego de que la directora de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) Ana Gabriela Guevara se dijo en total disposición de entregar el inmueble al gobierno del estado para su operación, ya que el gobierno federal no tiene interés ni recursos para su funcionamiento. 

“Cede sin invertir gobierno federal ni un peso, siempre y cuando sea el estado como el Municipio quienes se encarguen de esa situación, esto abre más la posibilidad de que antes de que termine esta administración podamos tener el paralímpico”, compartió. 

Ricardo Ortiz dijo que fueron varias pláticas que se han tenido con la campeona olímpica, quien desde un inicio ha estado apoyando el tema y nunca cerró a la posibilidad de ceder el inmueble al estado. 

Para reactivar el Centro Nacional Paralímpico se requieren entre 35 a 40 millones de pesos, lo cual quedaría a cargo de gobierno del estado y al Municipio le corresponde las obras complementarias como los accesos, el alumbrado público y algunos servicios, para lo cual se estaría invirtiendo entre 5 a 6 millones de pesos. El Centro Nacional Paralímpico fue concebido como un polígono deportivo-educativo para Guanajuato en donde se esperaba la captación de al menos 90 mil deportistas que contarían, además de instalaciones para 16 disciplinas, un área de dormitorios o ‘ciudad universitaria’ para vivir y estudiar en alguna de las escuelas de nivel medio superior y superior de la zona; sin embargo el proyecto se quedó a medias. 

EZM