LISTA, LA TERNA PARA EL NUEVO DEL OBSERVATORIO LEGISLATIVO

QUINIELA. Emanuel Sánchez López, Gabriela Naranjo Guevara y Rosa Isela Ramírez se perfilan como los integrantes de la terna de la cual saldrá el nuevo integrante del Observatorio Ciudadano Legislativo tras la vacante que dejó Jorge Luis Gámez Campos, ahora secretario del Ayuntamiento en Celaya.

LISTA. Ayer por la mañana, los ocho aspirantes al cargo comparecieron en entrevista ante los integrantes de la Junta de Gobierno del Congreso local quienes este miércoles deliberarán para proponer una terna que será sometida ante el pleno del poder legislativo en la sesión de este jueves.

COMPETIDORES. Además de los mencionados, fueron entrevistados Joan Antonio Ochoa Sada, Mariela Guadalupe Vázquez Moreno, Rosa Martha Santamaria Hernández, Ángel Gerardo Vega Laguna. De acuerdo a versiones extraoficiales hay un preacuerdo para que la terna vaya en ese sentido e incluso, el favorito es Sánchez López, consultor en materia pública.

HECHURAS. Ochoa Sada también tuvo buenas opiniones. Gabriela Naranjo, activista de la agrupación Plataforma por la Paz y la Justicia y coordinadora de la licenciatura de Derecho de la Universidad Iberoamericana campus León también tuvo buenas intervenciones.

LO POSIBLE. Apenas la semana anterior, los integrantes del Observatorio Ciudadano Legislativo dieron a conocer su segundo informe de actividades con la reseña de las actividades de esta agrupación ciudadana que ha hecho su mejor esfuerzo a dos años de su creación.

LO INDESEABLE. No obstante, con todo y la buena voluntad que han mostrado sus integrantes, pesa el cordón umbilical que les une en su creación y dependencia del propio poder al que evalúan.

COMPLEJO. Por la misma razón, no será fácil que se vea a uno de los dos últimos personajes mencionados asumiendo la vacante que dejó Gámez. Ya hemos visto en otros momentos en la elección de integrantes de organismos, llamados a ser contrapeso de los poderes políticos, cómo los responsables de tomar las decisiones optan por los perfiles moderados.

FRENO DE MANO. De cualquier manera, en la Junta de Gobierno tienen los resortes necesarios al alcance de su mano para acotar si el contrapeso resulta más duro y crítico de lo que esperaban.

NUEVO MAGISTRADO TEEG; TODAVÍA NO

A FINALES DE MES. Calma chicha en el Senado de la República frente a las vacantes que hay en diversas magistraturas de Tribunales Estatales Electorales entre ellas la de Guanajuato en donde son 22 los que están buscando cubrir el espacio que deja Rafael Arzola.

ANTECEDENTE. La comisión de Justicia de la Cámara Alta declaró que los 22 aspirantes cumplían con el perfil y dejó a merced del pleno la decisión.

NÓMINA. En total son 15 hombres y 7 mujeres los aspirantes a la magistratura, entre ellos el propio Arzola que busca la reelección. También está el expresidente del consejo del IEEG, Mauricio Guzmán Yáñez; el exconsejero, Santiago López Acosta; el ponente de una de las salas del TEEG Ricardo Aguilar Torres; y de parte de las mujeres, Sandra Liliana Prieto, actual consejera del IEEG.

EN EL AIRE. La lógica podría indicar que el sustituto de Arzola debe ser varón, toda vez que las otras dos integrantes son mujeres pero debe recordarse que las reglas de paridad marcan que puede haber tribunales con tres mujeres integrantes como ya ocurre en varios estados. Lo que para los hombres es techo para las mujeres, piso.

LA DEL ESTRIBO…

A casi seis años del suceso, la viuda del contador Jorge González Topete, Laura Elena Díaz Infante, acusa que la Fiscalía del Estado realizó investigación llena de inconsistencias. Pide la reparación del daño.

Su esposo se despidió de ella el 15 de noviembre de 2015 y un día después fue encontrado muerto en un hotel de León. La Fiscalía determinó que su esposo se suicidó pero ella contrató una investigación privada que le mantiene en la lucha por la reapertura del caso que la Fiscalía no ha concedido.

RAÚL MONTERO: A CINCO AÑOS DE LA ELECCIÓN CON CALZADOR

Hace exactamente cinco años, con apenas 21 votos a favor (dos más que el mínimo que necesitaba), el Congreso del estado elegía al procurador estatal de los Derechos Humanos con el respaldo más escaso en la historia y sobre todo, con el perfil más limitado de cuantos habían pasado por ese cargo.

El nombramiento de Raúl Montero de Alba como nuevo procurador de los Derechos Humanos en el Estado resultaba un triste colofón a un proceso en el que la consulta a la sociedad civil, la comparecencia abierta de tres candidatos y la apertura con que se dio el proceso solo formaron parte de un montaje en el que el poder ejecutivo había asumido con anterioridad una decisión.

Ni siquiera el ahora ombudsperson, Vicente Esqueda Méndez, electo en diciembre pasado con 31 de 35 votos posibles, requirió un despliegue de cabildeo como el de Montero Alba, que había colaborado con su antecesor Gustavo Rodríguez Junquera, a quien le concedieron dejar en la procuraduría a su pupilo.

Los cabilderos del entonces gobernador Miguel Márquez llegaron al extremo de argumentar a favor de Montero de Alba en su afán de convencer a los diputados de oposición que ni José Carlos Guerra ni Eric Bolívar Alonzo estaban a la altura de quien estaba previamente ungido. En otras palabras, reconociendo lo devaluado de su terna.

El colofón digno de un proceso armado para que llegara Montero de Alba fue la ruptura de la costumbre de que el día mismo de la elección, el ungido rindiera protesta. No lo hizo el exombudsperson como no lo hizo Esqueda.

La diferencia es que hace cinco años se había puesto en el orden del día y a la mera hora se bajó quizás por una decisión de los altos mandos para no complicar más una jornada que ya había resultado aciaga.

Con todo y el control político que ejerció Márquez en el legislativo sobre buena parte de los diputados de otros partidos, no pudo sacar más que un par de votos más, señal de la pobreza del perfil.

Y es por ello que Vicente Esqueda en casi un año que tiene como procurador ya dio de qué hablar con resoluciones como la emitida a SAPAL por la insuficiente respuesta a los deudos de los trabajadores fallecidos en un accidente en la planta de tratamiento.

EL NUEVO FIG; LA NECESIDAD Y LA OBLIGACIÓN DE REINVENTARSE

150 mil visitantes en un Festival del Globo hace dos o tres años hubiesen representado un fracaso para un evento que estaba acostumbrado a romper récords de asistencia y que incluso había recibido quejas y críticas porque en algunas ediciones la asistencia estuvo a punto de desbordar a los organizadores.

Esa fue la cifra que dio a conocer el presidente del consejo del comité organizador del evento, Óscar Abraham Rocha, quien argumentó que el precio del boleto (230 pesos más de 100 que la última edición presencial) se encareció por la limitación del aforo planteada por las autoridades y el aumento de los costos de la logística.

Volvemos al tema porque es el ejemplo perfecto de la polémica que genera un evento de la iniciativa privada que involucra subsidios de los gobiernos de León y del estado cuyos apoyos siempre resultan polémicos y encuentran críticas porque habrá quienes piensen que pudieron tener un mejor destino.

Abraham Rocha y el comité organizador encontraron tras la pandemia el momento perfecto o quizás no tuvieron otro remedio para mutar el perfil de un evento que tenía como sus grandes trofeos el Parque Metropolitano tapizado de visitantes que colapsaban la zona norte de la ciudad de León.

Lo hizo justo cuando el subsidio del gobierno municipal bajó de 5 millones a 4 millones de pesos en una de esas decisiones que asumió la alcaldesa Alejandra Gutiérrez para pintar su raya frente a las concesiones que daba su antecesor.

Y el evento mutó sin duda para hacerlo más elitista y con un público objetivo con un mayor poder adquisitivo. Ya sabrán los organizadores si resultó o no un negocio para ellos.

Hay otra realidad que tiene este Festival que es el hecho de que el 80% de sus asistentes son foráneos y solo el 20% restante es originario de León. Es decir, ya la planeación del siguiente evento nos dirá si el experimento de los organizadores resultó rentable.

En el primer balance, las evaluaciones son positivas. Un evento que para el futuro cercano estaría pensado, a diferencia de la Feria de León, más para los visitantes que llenan hoteles, outlets y centros comerciales que para saturar las taquillas y colapsar avenidas en el Buen Fin.

Mientras el Rally parece ya no tener futuro en Guanajuato, según noticias que llegan de Europa, el FIG con el nuevo rostro post-pandémico consumó su mutación que parece haber llegado para quedarse.