Enrique Pérez

Xichú.- Una gran cantidad de peces muertos, latas de aluminio, unicel, cubrebocas, ropa, pañales y otros desechos fueron retirados del manantial natural Ojo de Agua, lugar turístico que incluso sufrió vandalismo por distintas personas que visitaron el lugar.

Lo anterior fue denunciado a correo por Rubí Alejandra Gallegos Vázquez habitante de la comunidad Indígena La Aurora perteneciente a este municipio, añadió que la intención de la limpia del lugar surge con un grupo de amigos al ver que pese a la situación de la pandemia, durante el periodo vacacional se tuvo ‘mucho’ auge de visitantes en estas zonas turísticas del municipio.

“Volteamos principalmente a ver Ojo de Agua porque es un lugar de difícil acceso, se camina aproximadamente de 1 a 2 horas para llegar, y a pesar de ello, hubo mucha presencia de visitantes, y estábamos conscientes de que muchas personas no tienen esa corresponsabilidad para cuidar el medio ambiente”, resaltó.

Por lo cual, -resaltó- que al llegar a Ojo de Agua se encontraron principalmente con latas, una gran cantidad de unicel y vidrio, este último es un factor importantes para la generación de incendios forestales.

Asimismo, se encontró al interior del río: calzado, envolturas de comida chatarra, bolsas de plástico, pañales y una gran cantidad de cubrebocas, entre otros desechos más.

Foto: Enrique Pérez

La limpieza la efectuaron un total de 8 personas, amigos entre sí, que determinaron no hacer  pública la acción por cuestiones políticas, para que no se mal entendiera la situación, por lo que solo se solicitó el apoyo a presidencia municipal, en especial al área servicios municipales para que apoyaran con el transporte para las bolsas de basura.

La jornada de limpieza dio inicio desde las 6:00 de la mañana, concluyendo los trabajos aproximadamente a las 10:00 de la noche. Retornaron a la cabecera municipal donde se entregaron las bolsas de basura al camión recolector para que fueran transportadas a un lugar adecuado para su tratamiento.

Peces muertos

Foto: Enrique Pérez

Rubí Alejandra destacó que derivado de la contaminación se encontraron peces muertos, pero ‘afortunadamente’ no otros tipos de animales, sin embargo, les inquietó la gran cantidad de bagres fallecidos, por lo que consideran que las personas podrían haber utilizado pólvora para pescar. La cual explotó al interior del río causando la muerte de pescados de todos tamaños, lo que implica un siendo un daño ecológico de gran magnitud.

“Realmente desconocemos que fue lo que pasó, pero sí fue muy impresionante ver la cantidad de peces agonizando y muertos dentro del río, de hecho, encontramos una bolsa, que los turistas pescaron de más porque los dejaron a un lado del río y no se los comieron”, subrayó.

Por lo cual, consideró que es el momento adecuado para enseñar a los jóvenes, e hijos, que se debe accionar de manera urgente el cuidado del medio ambiente; “…Ya no es una opción, es una acción que necesitamos llevar a cabo todos”, indicó

Para finalizar exteriorizó que se tiene pensado realizar este tipo de acciones por lo menos en tres ocasiones más, durante el transcurso de año, considerando hacerlo público para que la gente se pueda sumar con el objetivo de retirar la basura, por lo que se encuentran analizando las probables fechas.