Cuca Domínguez

Salamanca.- Los comerciantes y locatarios del mercado Barahona, encabezados por Guillermo Ortiz Pérez, presidente de la Unión de Tianguistas y Comerciantes de este centro de abastos, señalaron que esperan que no les perjudique la medida que ha implementado el administrador del mercado de no dejar estacionar los vehículos de los comerciantes en la zona de cargas y descarga.

Los vendedores también se pronunciaron a favor de un ordenamiento integral al que se llegue a acuerdos a través de mesas de trabajo donde participe el administrador del centro de abastos y que dichos acuerdos sean los mejores para todos.

En la circular que fue puesta en la tabla de avisos, dirigida a los usuarios, locatarios y/o visitantes del mercado Barahona en esta ciudad, se les comunicada que a partir del día viernes 11 de septiembre del 2020 queda estrictamente prohibido usar como estacionamiento la zona de carga y descarga, dando así el uso adecuado a esta área.

Así como de las áreas de estacionamiento oriente (al lado del DIF) y suroeste en la calles Rosario Castellanos y 20 de noviembre, las que serán de uso exclusivo para usuarios.

“Evite multas y sanciones, se contará con el apoyo de tránsito y movilidad, de acuerdo al artículo 93 inciso C” y este comunicado lo firma la administración del mercado.

Preocupa inseguridad

Al respecto el líder de comerciantes Guillermo Ortiz dijo que desde hace un año se les había informado de esta decisión, sin embargo, no se aplicó y en esta ocasión que se volvió a dar a conocer esta circular, sí les preocupa porque en la zona no hay estacionamientos para dejar los vehículos de los comerciantes.

“El problema es que en la zona se han registrado robo de autos, robos de baterías, robo de auto estéreos y demás pertenencias que los comerciantes dejan dentro de los vehículos, por eso es que buscan estacionarlos en los lugares más seguros”, dijo.

El líder de comerciantes del centro de abastos aladió que “por ello esperamos que haya mesas de trabajo para mantener el diálogo y juntos encontrar una solución que convenga tanto a comerciantes como a las autoridades de la administración del mercado; porque ante todo no se debe perder el diálogo”, concluyó.

LC