Tras el conflicto por la rueda de la fortuna, la regidora Liliana Preciado Zárate consideró que el alcalde debe tener más de seriedad

Alejandro Sandoval
Guanajuato.- La regidora del Ayuntamiento capitalino, Liliana Preciado Zárate, consideró como una falta de respeto por parte del Presidente Municipal, Alejandro Navarro, el actuar sin escrúpulos, de forma visceral y sin pensar las consecuencias, al solicitar en un evento masivo ‘chiflidos’ contra quienes no permitieron que siguiera en operación la rueda de la fortuna en la Plaza de La Paz.

La noche del miércoles, durante el concierto de los Valedores de la Sierra en la Plaza de las Ranas, el alcalde tomó el micrófono para pedir un chiflido a quienes hicieron que se quitara el juego mecánico. 

Por si no lo viste: Tras polémica retiran rueda de la fortuna de la Plaza de la Paz

Al respecto, la regidora Liliana Preciado Zárate consideró que el alcalde debe ser más inteligente, y tener más de seriedad.

“Esto que está pasando con el alcalde es falta de madurez como tal, no veo a un representante mío haciendo ese tipo de acciones, es como un niño… cuando menos con un niño platicas con él y te entiende más, yo aquí ya veo un problema de mucho ego, de falta de respeto a cualquiera, este mensaje, no solo fue para la delegada, sino para los regidores que no estuvimos de acuerdo en haber hecho así esta acción”, enfatizó.

Liliana Preciado Zárate
Foto: Archivo

Pide apoyo al gobernador

Ante ello, pidió la intervención del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo para ponerle un alto, ya que debe haber respeto entre las personas y las instituciones.

“Estaremos o no de acuerdo con lo que está haciendo el gobierno federal, pero no solo fue la delegada del INAH. Hubo regidores que no estuvimos de acuerdo. Estamos hablando de un tema de permisos, ¿quién lo permitió? De temas de seguridad para las personas, debió haberse pasado por el Ayuntamiento”, comentó.

Dijo que ella no ve a un gobernador haciéndole malas caras al gobierno federal porque no le están mandado presupuesto.

“Es cuestión de educación, creo yo, y no estar peleando con el gobierno federal o con la delegada. No es cuestión de la delegada, fue cuestión de permisos, y como Ayuntamiento debimos haber sabido”.

Y remató: “no me imagino, a esta persona, siendo gobernador, peleándose con todo mundo, y golpeando a todo mundo porque no le está dando apoyo el gobierno federal, debe tener más educación si es lo que quiere lograr, yo veo al gobernador, con mucho respeto a las instituciones, le den o no recursos”.

No te pierdas: “Se va la rueda de la discordia” de la Plaza de la Paz

Puntualizó que la acción de arengar en contra de quienes se opusieron a la rueda de la fortuna, en especial contra la delegada del INAH, se trata de violencia política.

“Ella puede demandar, (el alcalde) está moviendo masas, no sabemos hasta dónde pueden llegar, hay consecuencias, tiene que tener cuidado y ser más inteligente al realizar este tipo de acciones, tener cuidado y respetar a las personas como tales”.