Gilberto Navarro / Lourdes Vázquez

Guanajuato.- La licitación para la adquisición de tabletas que emitió el Congreso del Estado, limita la participación y la apertura para las empresas que se interesen en participar en el proceso.

Así lo advirtió la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), asociación civil de cáracter internacional sin fines de lucro que busca pensar y desarrollar Internet en Latinoamérica y el Caribe, basados en la libertad, la educación, la innovación, el emprendimiento, el crecimiento económico y el empoderamiento de los usuarios.

La ALAI señaló que la licitación que lanzó el gobierno de Guanajuato para la adquisición de equipos de cómputo portátiles del programa de ‘Impulso para la Inclusión Digital’, publicada el pasado martes 15 de septiembre, no favorece la sana competencia en la industria de la tecnología.

Sissi de la Peña Mendoza, gerente de Comercio Internacional y Organismos Internacionales de ALAI, afirmó que las condiciones en las que se emitió la convocatoria, violentan tanto leyes locales en materia de compras gubernamentales así como tratados trinacionales de comercio.

De la Peña Mendoza afirmó que el gobierno del estado limita las opciones tecnológicas, al ceñirse a cuestiones técnicas específicas y no de rendimiento, como lo marcan las leyes mencionadas, y ejemplificó lo anterior con el inciso que se refiere a la batería de las tabletas que se licitan.

“El equipo debe de tener una batería de 7.6 volts, con 5 mil mAh de litio-polímero, ahí está dando una especificación técnica, una empresa puede hacer una batería de esas características, pero otra empresa puede hacer una con

6 mil mAh, pero no puede participar, lo que se debe de especificar, es la duración de la batería, la funcionalidad”, explicó.

Afirmó que  al abrir la licitación a la funcionalidad y no a las especificaciones técnicas se puede acceder a que más empresas puedan participar e incluso conseguir un precio más bajo de compra y mejores equipos para los alumnos de Guanajuato.

Señaló que otra parte que llamó la atención, es que la licitación establece que las tabletas deben de funcionar con el sistema operativo Windows, el cual es suministrado por una sola empresa.

“Hay otros sistemas operativos que dan el mismo rendimiento y funcionalidad, pero si pide sistema operativo Windows ya sabes a quien se está dirigiendo y a otras empresas las dejas fuera de la oferta tecnológica”, reprochó.

En ese sentido, afirmó que la organización ya envió una carta al correo electrónico a la oficina del gobernador, en la cual se hizo notar la importancia de que este tipo de procesos de adquisición se ciñan a los principios de neutralidad tecnológica y libre competencia, pero solo se acusó de recibido y hubo una respuesta breve en la que se ponían a las órdenes para contribuir a mantener los principios de neutralidad tecnológica, libre competencia y las buenas prácticas en materia de compras gubernamentales”, lo cual quedó registrado bajo el folio 29788, que además fue turnado a la Secretaría de Educación de Guanajuato.

Finalmente Sissi de la Peña Mendoza, sostuvo que la organización no tiene ningún interés comercial o económico en la licitación de las tabletas, ya que es una asociación sin fines de lucro, con la única intención de crecer el entorno tecnológico en Latinoamérica.

“ALAI vela por la aplicación de políticas públicas para un mejor entorno digital y el desarrollo de Internet, ya que nuestra vida está en un contexto digital y que Internet ha permitido ser este mecanismo democratizador para dar alcance a la mayoría, si no velamos por la neutralidad tecnológica, está siendo una barrera para el desarrollo del entorno tecnológico, si tú te casas con una sola tecnología, es frenar el desarrollo tecnológico del país”, advirtió.

Se realiza en apego a la ley: SFIA

La Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración del Estado (SFIA) afirmó que la licitación para la adquisición de tabletas digitales se realiza en apego a la Ley de Contrataciones Públicas para el Estado de Guanajuato sin que se solicite una marca específica a fin de no beneficiar ni otorgar trato favorable a una marca o proveedor en particular.

Esto permite la participación de diversos proveedores y marcas que pueden ser adjudicadas y se informó que hay 10 empresas interesadas en la licitación, manifestó la dependencia estatal.

Lo anterior luego de que la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI) manifestó su inconformidad respecto a dicha licitación lanzada por el gobierno del estado como parte del programa de ‘Impulso para la Inclusión Digital’ al advertir que no favorece las prácticas de sana competencia en la industria de la tecnología.

En respuesta, la SFIA señaló se trata de una Licitación Pública Nacional y no internacional al existir suficiente proveeduría en el país; no obstante que las características técnicas “en ningún momento crean un obstáculo innecesario, ya que se establecen en términos del desempeño requerido, acorde a las necesidades del programa y a la infraestructura con la que cuenta el estado”.

La dependencia precisó que dichas características se integran tal como lo exige el artículo 66 de la Ley de Contrataciones Públicas para el Estado en donde se dispone que en las bases de todo procedimiento licitatorio debe señalarle, entre otros rubros, lo relacionado a la descripción completa de los bienes y especificaciones que sean aplicables.

Por ello, la SFIA enfatizó que la Licitación Pública Nacional Presencia para la adquisición de equipos de cómputo portátiles número  40051001-053-20 (CAGEG-053/2020) cumple con todos los principios de transparencia, legalidad, concurrencia e igualdad que el marco normativo exige y privilegia la libre concurrencia y competencia.