Jessica de la Cruz

León.- Durante este fin de semana se prohibió la venta de bebidas de alcohólicas en el municipio. El Ayuntamiento de León estableció un horario de restricción superior a las 36 horas, pero aparentemente en esta ocasión los más afectados fueron las licorerías y no los bares y restaurantes.

A partir de las 10:00 horas del sábado 5 de junio hasta que se cumplan las 24:00 horas del 6 de junio se ha dejado de vender alcohol por motivo de la jornada electoral.

Durante un recorrido que hizo Correo por varias licorerías, se pudo observar que desde muy temprana hora ya no había venta de alcohol, le negaban al cliente este producto para evitarse algún tipo de multa o sanción. Pero como el Ayuntamiento estableció que quedaba prohibida la venta de vinos y licores “en envase cerrado”, a los bares y cantinas no les afectó económicamente.

Sin embargo, donde también se colocó información referente a que no habría venta de bebidas con alcohol fue en los supermercados y tiendas de auto servicio, pues en sus productos —como cerveza— y refrigeradores colocaron una hoja de papel, en la que se daba a conocer que hasta el lunes venderían este producto.

Al respecto, el representante de Bares y Cantinas de León, Javier Quiroga, comentó que a ellos no les afectó la ley seca, pero a quien sí perjudicó un poco económicamente fue a las licorerías, ya que este tipo de establecimientos o cualquier lugar que tenga a la venta bebidas alcohólicas podrán ofrecer el servicio a sus clientes.

“Trabajaremos de manera normal tanto hoy, como mañana (domingo). En esta ocasión, por fortuna, no habrá un daño adicional de lo que hemos tenido del año pasado y este y trabajaremos de manera normal”, dijo.

ndr