Jazmín Castro

León.- Los bebederos del Parque México lucen llenos de mugre, hongos y sarro, donde un letrero del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), invita a los usuarios a consumir el líquido porque según su anuncio “es pura y segura”.

Sin embargo, los visitantes denunciaron su deterioro y el foco de infección que representan las piletas (ya que todos están iguales) con el agua estancada, lo que provoca que estén llenos de mosquitos, y aunque el agua que sale de la tubería es limpia, su aspecto en la estructura es insalubre.

Además, los visitantes reportaron que los ejercitadores están rotos o presentan daños y no se han reparado, por lo que es difícil cumplir el objetivo de estos espacios para ejercitarse y el esparcimiento.

Carolina N, reportó a Correo que con las lluvias recientes los ingresos tienen baches llenos de agua estancada y de difícil acceso para los ciclistas.

“Lo hemos reportado, pero no han hecho nada porque sigue lloviendo y se hace lodo en la entrada, también en el camino, en los juegos. Además los ejercitadores no son aptos para usarse porque están rotos y aunque los jardines son bonitos, algunos espacios no son cómodos para hacer ejercicio y, bueno, no se diga los bebederos”, comentó la joven mientras paseaba a su perro.

Finalmente, los usuarios señalaron que hace un par de años padecían la inseguridad por la falta de vigilancia, ahora es el deterioro en sus entradas y el estacionamiento donde aseguraron que es clara la falta de mantenimiento, por lo que solicitaron que se atienda el Parque México porque el agua estancada en diferentes zonas representa un foco de infección.

ac