Scarleth Pérez

León.-Para reducir su huella de carbono Pamela únicamente usa el celular una hora al día, tiene 25 años, pronto se titulará como Ingeniera Industrial, la bandera de su vida, es promover acciones que ayuden a disminuir el impacto ambiental en efecto invernadero.

Villas de San Juan, alberga el hogar de Pamela Ariadna Esparza Madrid, también ahí es donde el colectivo “Nuestro Legado Verde”, liderado por la joven leonesa, realiza diversos estudios.

“Somos muchas personas y necesitamos tener un equilibrio en cuanto a los recursos, para que a nadie le falte nada”, dijo la joven

En sus actividades diarias, Pamela también es la responsable de eliminar las plagas de los viejos árboles de su trabajo, además, orienta a los clientes para estimar la huella de carbono de la organización que cada uno representa.

Lea también: Leoneses desarrollan plástico biodegradable a base del brócoli

Foto: Scarleth Pérez

“He participado en colectivos, proyectos juveniles, dependencias gubernamentales, asociaciones civiles y en cada una de ellas fui aprendiendo mucho. Ahora soy yo quien imparte las charlas en Liderizate, o Redes Juveniles como Visión Líder, Educafin Dex, promotores de la educación ambiental de la SMAOT, hasta con la PAOT en sus campamentos ecológicos me han permitido realizar actividades con mayor impacto”, platica Pamela a Correo.

Con lo aprendido y sus propias investigaciones, ahora Pamela encabeza proyectos de arborización, reforestaciones, pláticas de concientización ambiental acerca de la educación del Medio Ambiente y el cambio climático., además, antes de ejecutar cualquier proyecto, la joven realiza estudios, para no alterar la paleta vegetal del lugar.

Ella, ha compartido a unas 100 familias las actividades que más le han contribuido en su estilo de vida y que sobre todo, en su forma de consumo. Todas se pueden encontrar en el sitio web de “Nuestro Legado Verde”. La huella ambiental o hídrica, por humano son dos de los varios indicadores que se pueden medir en la página creada por la joven.

Foto: especial

A través de su loable labor ecologista, Pamela recibió un premio que le permitió aprender de Medio Ambiente en Canadá.

“Nuestro Legado Verde”, impacta en conciencia ambiental desde la primer charla, asegura Pamela. Todo lo aprendido por la ecologista se registra en cifras y realidades, que estiman un agotamiento sin marcha atrás en los recursos naturales.

El colectivo ha plantado 250 árboles, los cuales llevan unos 3 años de seguimiento constante, para así evitar muerte prematura de la especie.

“En Visión Líder siempre me delegaron la motivación a los jóvenes para invitarlos a que contribuyeran, más ahora en la pandemia, porque antes hacíamos reforestaciones, los más “ecolocos” buscábamos el área y tramitábamos los permisos necesarios”, platicó la joven ecologista.

Si bien, todos los árboles que se donan para echar andar la reforestación no corresponden a especies endémicas, los integrantes de “Nuestro Legado Verde”,tienen la labor de destinar el árbol a sitios donde se asegure su supervivencia.

Actualmente, Ariadna Esparza estudia la posibilidad de implementación de huertos urbanos en espacios comunes de los vecinos de Villas de San Juan. El objetivo de este proyecto es ayudarlos a cosechar unas cuantas verduras que se puedan distribuir de forma equitativa entre vecinos.

El último reconocimiento de Pamela “Soy de León” lo recibió el 15 de noviembre de manos de la alcaldesa Alejandra Gutiérrez, el cal se suma a otros 25 reconocimientos municipales a la joven ecologista, quien ha realizado unas 45 investigaciones locales.