Jazmín Castro

León.- El presidente de la asociación de la Industria de Reservaciones y Servicios (IRYSA), Raúl Christian Torres Gutiérrez, dio a conocer que con el retroceso del semáforo amarillo provocó que disminuyera en un 25% los eventos sociales.

Dijo que con este escenario de una tercera ola COVID-19, cambiaron sus expectativas y proyecciones para el cierre del año.

“Estábamos en semáforo amarillo en el 75% de operación, por el retroceso de amarillo con alerta al 60%, andamos trabajando al 40 a 45% .Con estos cambios se generan movimientos en la creación de eventos”, explicó.

El empresario también resaltó que el regreso a clases representa un temor, porque ante la amenaza del crecimiento de contagios se generan nuevas reglas de operación.

“Los contagios los vemos en el porcentajes de niños y de jóvenes que antes no lo teníamos tan mapeados, ahorita es el porcentaje que al no estar vacunado se tiene este incremento”, precisó.

Ahora con el semáforo amarillo en alerta están reportando de 3 a 1 evento o quizás ninguno en algunas fechas.

Finalmente, dijo que la proyección para el cierre de año será complicado porque tenían otras expectativas, ya que no creyeron que se iba a dar una tercera ola.

MD