Foto: Gilberto Navarro

Gilberto Navarro

Guanajuato.-La falta de personal en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) retrasa el mantenimiento de los inmuebles en riesgo de colapso en el Centro Histórico de la capital, lo que aumenta el peligro de un daño mayor o incluso el derrumbe.

Dulce Eloísa Ruiz, encargada de despacho de Protección Civil municipal, señaló que en la dependencia se han realizado 26 supervisiones a un número similar de inmuebles en riesgo, de los cuales, 15 ya se repararon. Sin embargo, en los restantes no se ha podido intervenir ya que, al tratarse de edificaciones catalogadas por el INAH, la dependencia tiene que supervisar las obras de mantenimiento.

Pero la dependencia tarda en hacer las revisiones y dar los permisos correspondientes, lo que retrasa la atención a los riesgos e incluso puede aumentar el peligro para los ciudadanos, dijo la funcionaria.

“El INAH, debido a que es un inmueble catalogado, tarda mucho en darles una resolución. Hay oficios que tienen más de un año y no se les ha podido dar respuesta por parte del INAH, cuando el peligro ya es inminente, elaboramos un documento para hacerle mención que el riesgo es latente para que se apuren en la gestión y la respuesta”.

Sin ellos

Explicó que en ocasiones la dependencia federal responde que no hay personal y esto ha evitado que en seis casas no se puedan atender las observaciones realizadas por Protección Civil. Sólo una de estas —ubicada en el Callejón del Potrero— está en riesgo alto, sin embargo, la mayoría permanecen en riesgo medio y bajo.

Finalmente señaló que, de seguir el retraso en la atención de estos reportes por parte del INAH, podrían tomarse acciones sin su anuencia para evitar un daño mayor.

“El año pasado se trabajó así por el riesgo tan alto, pero es la última opción. Cuando vemos que ya está a punto de caerse, tenemos esa vía alterna”.

ndr