Luz Zárate 

Tarimoro.- Luisa Yunuen Gómez Canchola tiene dos años de edad y no para de sonreír y juguetear aun cuando se queja que “le duele su pancita”, ella no sabe y mucho menos comprende que tiene un tumor hepático y que urge que le realicen una cirugía para extirpárselo y evitar que se le expanda a otras partes del cuerpo.

A su corta edad no entiende por qué en los últimos días se la ha pasado en salas de hospitales y revisiones médicas.

Hace una semana su tía y su mamá le detectaron una bolita en su estómago, por lo que acudieron al médico y le diagnosticaron que tiene un tumor en el hígado, por lo que piden ayuda de los ciudadanos para recaudar fondos y poder operarla.

Sus familiares temen que el tumor en el hígado sea maligno, pues aún no le han podido realizar la biopsia que indique la gravedad de la enfermedad.

La vida de Luisita, como le dicen de cariño, depende de esa operación, pero para la cirugía se necesitan 200 mil pesos que ni sus papás y tampoco sus abuelos tienen, por lo que sus familiares y amigos se han unido para realizar rifas y hacer aportaciones de acuerdo a su capacidad económica y ahora solicitan apoyo de los guanajuatenses para poder operar a la pequeña.

Luisita tiene días muy buenos en que no para de juguetear y apapachar a sus papás, abuelos y tíos, pero hay otros en los que se le pasa dormida y de plano no quiere comer nada. Su mamá dijo que aunque la veían con bajo peso y a veces cansada, sin ganas de comer y mucho sueño, no se les hizo raro hasta que la semana pasada le notaron una protuberancia en el abdomen el cual ha crecido aceleradamente en los últimos días, por lo que acudieron al médico, quien le diagnosticó un tumor en el hígado.

“Va desde la boca del estómago hasta las costillas del lado derecho y urge que se le realice la cirugía”, dijo su madre, quien trabaja de empleada en una tienda.

Su papá, Juan Jesús Gómez Caballero, trabaja en un invernadero, con lo que ahí gana no le alcanzaría para pagar todo el tratamiento de la niña, por lo que pidió apoyo a los ciudadanos pues aún están en proceso algunos estudios médicos que definirán el avance de la tumoración. Luisita y su familia viven en la comunidad La Moncada en el municipio de Tarimoro, sus padres son de origen humilde y escasos recursos, tristes y preocupados comentaron que no tienen el dinero suficiente para costear toda la atención médica.

Para ayudar

Las personas que deseen aportar la familia vive en la comunidad La Moncada en Tarimoro, o bien pueden depositar por Banco Azteca al No. de tarjeta 4027 6657 4355 5923 o bien por Bancomer BBVA al número de tarjeta 4152 3136 3217 4822 y para mayor información se pueden comunicar al 461 232 3878.

También lee:

LC