Redacción

París.- Pese a la esperanza por el avance con las campañas de vacunación, el mundo continúa muy vulnerable a la pandemia y países como Francia o Brasil han reimpuesto en las últimas horas restricciones por el repunte del virus.

Ante las sucesivas oleadas del virus, los países continúan reaccionando con restricciones, a la espera de que algún día las campañas de vacunación den inmunidad suficiente a sus poblaciones.

En Francia, el gobierno activó a partir de este fin de semana medidas concentradas en departamentos bajo vigilancia por su alto número de contagios, y por ejemplo Niza y su famoso Paseo de los Ingleses en la costa Azul, en el sur del país, quedaron confinados durante el fin de semana.

Italia introdujo más restricciones en varias regiones, entre ellas Lombardía (norte), mientras que levantó prácticamente todas las medidas en la isla de Cerdeña.

Otro país de Europa que decidió adoptar nuevas restricciones es República Checa, que se reconfina a partir de mañana para intentar frenar su tasa de contagio por habitante, la más alta del mundo en estos momentos.

América Latina lucha contra colapso

En Brasil, varios gobernadores y alcaldes anunciaron nuevas restricciones para evitar el colapso sanitario ante el repunte de la pandemia del coronavirus, que ya deja más 250 mil muertos.

Un ejemplo es Brasilia, cuyo gobierno regional decretó a partir de hoy el cierre de escuelas, comercios y emprendimientos no esenciales, tales como cine, teatros y gimnasios.

Colombia también amplió hasta el 1 de junio el cierre de sus fronteras terrestres y fluviales, vigente desde el 16 de marzo del año pasado.

Del otro lado del mundo, en Nueva Zelanda, la primera ministra Jacinda Ardern ordenó que la mayor ciudad del país, Auckland, vuelva a ser confinada por la aparición de un nuevo caso.

ndr