Redacción

México.- En cuanto la vacuna contra la Covid-19 comenzó a circular para su aplicación en diversas partes del mundo, también empezaron a salir varias suposiciones de personas que aseguran que es peligroso recibir esta dosis por muchos motivos.

Una de esas teorías creadas por parte de los anti-vacunas es la de que tiene metal y materiales que crean un efecto imán, que provoca que al brazo se adhieran algunos objetos.

¿Esto es cierto? ¿Está comprobado?

No, nada de esto es verdad. Expertos aseguran que no existe ningún material magnético en su fórmula, y que todas las imágenes que han circulado en redes sociales son falsas.

De acuerdo a la agencia de noticias AFP, el especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Medicina de Chicago, el recibir la vacuna contra la Covid-19, el recibir la vacuna NO puede hacer que el brazo se magnetice, sino que se trata de un engaño.

No hay absolutamente ninguna forma de que una vacuna pueda provocar la reacción que se muestra en los videos“, explicó.

En redes sociales se han circulado infinidad de videos en los que supuestamente se demuestra una actividad rara en el brazo de las personas que han recibido la dosis.

Esta comunidad también ha creado una versión sobre que dentro de la jeringa está incluido un chip con la que se controlará a la humanidad.

Como era de suponerse, esto tampoco es verdad. Incluso, los componentes de cada vacuna que ha sido creada, ya sea Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Sputnik, Sinopharm, por nombrar algunas, han sido transparentados por autoridades sanitarias.

Por parte del investigador de vacunas y profesor de biología celular y del desarrollo en la Facultad de Medicina Feinberg en la Universidad de NorthWestern, Thomas Hope explicó a AFP que no hay nada en las vacunas con lo que un imán pueda interactuar.

“Hay proteínas, lípidos, sales, agua y sustancias químicas que mantienen el pH. Eso es básicamente todo así que (lo mostrado en los videos) no es posible”, dijo.

dm