Redacción

Estados Unidos.- Las autoridades de EE UU comenzaron este fin de semana las detenciones de participantes en el asalto al Capitolio mientras los demócratas del Congreso detallan sus planes para iniciar el lunes el proceso para un segundo juicio político al presidente saliente, Donald Trump.

Uno de los primeros detenidos fue Richard Barnett, el hombre que en el asalto al Congreso del miércoles entró y se hizo fotografías en la oficina de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y quien fue aprehendido en Arkansas.

Barnett, ha sido acusado de entrada ilegal y violenta a un edificio restringido, así como conducta desordenada en el Capitolio y robar propiedad pública, por el correo de la legisladora que presuntamente se llevó después de haber posado para los fotógrafos.

Asimismo, fueron arrestados Adam Christian Johnson, a quien se vio en las imágenes cargando con el atril de Pelosi en pleno asalto al Congreso; y Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon que se hace llamar “Yellowstone Wolf” en su canal de YouTube, en Florida y Arizona, respectivamente.

Pelosi aseguró este viernes en una carta a sus colegas que iniciaría el proceso de juicio político (“impeachment”) si Trump no dimitía de forma “inmediata”, algo que parece muy improbable.

Los demócratas prevén acusar al actual mandatario de “incitar una insurrección” por su responsabilidad en el asalto al Capitolio.

Con información de EFE

Te podría interesar:

SZ