Luz Zárate

Celaya.- Los vecinos del Barrio de Tierras Negras –uno de los más antiguos y tradicionales de la ciudad- lamentaron que luego de 157 años, por primera vez no se festejará este martes a la virgen de Guadalupe y tampoco el aniversario del templo, tal como se realiza cada año.

La señora Adela Martínez tiene 22 años ofreciendo junto con su grupo Tepochcalli, sus danzas a la virgen, pero esta vez optaron por no participar, pues tomaron la determinación en solidaridad con quienes se han enfermado y fallecido.

“Danzar empezó por devoción de la virgen de Guadalupe, de nuestro barrio y también por tradición de aquí, que es la danza. La fiesta que se hace cada año es muy grande porque es un intercambio cultural, venían de Guadalajara, de México, Chalma, Querétaro, Salamanca, pero en esta ocasión no se hará nada, principalmente porque estimamos a nuestros compañeros, porque no queremos que ellos se enfermen y tampoco nosotros. No salimos porque la contingencia está ahorita un poquito difícil, ya habrá tiempos mejores en los que nos vamos a reunir y también porque aquí en el Templo se canceló la festividad, no tendría ningún caso que vinieran si todo está cerrado y no hay posibilidades de danzar, pero sobre todo por protegernos todos”, platicó.

Más de un siglo venerando a la guadalupana

La veneración a la virgen de Guadalupe que ahí se encuentra data de los años 20 del siglo XIX.

El sacerdote Rogelio Segundo, quien falleció en meses pasados y era rector del Templo de Tierras Negras siempre impulsó el festejo, pero este año será cancelado para evitar contagios de covid-19, enfermedad por la cual murió el clérigo.

El padre Rogelio siempre contaba que la veneración a la imagen de la virgen de Guadalupe que resguarda este templo data desde la década de los años 20 del siglo XIX; proviene de San Diego de la Unión, cuando la peste azotó el lugar y un indígena de nombre Laureano Collante salió del pueblo tras la muerte de su familia, pero se llevó la imagen guadalupana pintada sobre un tablón de mezquite en su morral.

Posteriormente, este joven se instaló en la hacienda de Yustis, donde se le adjudicaron milagros de curación a la imagen, años más tarde la pequeña casa donde se situaba se incendió y el tablón resultó prácticamente ileso, lo que aumentó la fe hacia este cuadro.

Una vez más, el joven indígena tuvo que emigrar hasta instalarse en lo que actualmente se conoce como el Barrio de Tierras Negras y el templo fue inaugurado en 1864.

Festival de la gordita

El 12 de enero se festeja el aniversario del Templo de Tierras Negras, a la Virgen de Guadalupe y también se realizaba el Festival de la Gordita que tiene su origen justamente en la fundación de la capilla.

“Yo creo que no pasa nada si un año no tenemos festividades, al contrario lo más importante es llegar y por supuesto que apoyamos a las autoridades a que no tengamos reuniones”, platicó Adela.

La tradición de las famosas ‘gorditas de Tierras Negras’ también tienen una historia relacionada con la virgen de Guadalupe, pues los lugareños dicen que este platillo gastronómico tradicional de este barrio fue una receta entregada por la virgen María en la inauguración del templo.

Las personas del Barrio cuentan que durante el festejo por la inauguración del templo, no había que darle de comer a los peregrinos y una mujer muy bonita se acercó a las mujeres y les enseño a hacer las gorditas, que posteriormente atribuyen fue una aparición de la Virgen de Guadalupe.

EZM