Luis Telles

Jaral Del Progreso.- La Administración Municipal lamenta el asesinato de las 11 personas que se encontraban en el interior del centro nocturno, La Cabaña del Toro, el cual debía permanecer cerrado por la pandemia COVID19; no tenía autorización por no ser esencial.

El gobierno municipal señaló a través de un comunicado de prensa que, será el personal de la Fiscalía General del Estado quien se encargue de las investigaciones correspondientes de este hecho, en tanto la autoridad municipal colaborará en todo lo que se requiera y a su ámbito competa.

“La administración municipal lamenta los hechos en la que jaralenses perdieron la vida, al perpetrarse un ataque armado en su contra, en el interior de las instalaciones del centro nocturno”.

 En el comunicado se agrega que, el gobierno municipal de manera solidaria se une a la pena que embarga a las familias y amigos de las personas fallecidas.

“Reafirmamos nuestro compromiso de apoyar en todo lo necesario. Es de menciona que el lugar aún no tenía permiso de apertura por la pandemia, por lo que las autoridades de la Fiscalía General del Estado, serán quienes se encargarán de realizar las indagatorias correspondientes a efecto de establecer cómo sucedieron los hechos.

Como autoridad municipal enviamos nuestro más sentido pésame a todas las familias que están pasando por esta lamentable situación”, se concluye.