Luis Telles

Yuriria.- Sin presupuesto, la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional, tiene las manos amarradas, lo cual no me parece nada lógico, porque al país llegan 4 mil millones de dólares por concepto de remesas, nos siguen llegando deportados, mucha gente ha muerto en la unión americana y no tenemos ahorita un peso para atenderlos, señaló, Ángel Calderón subsecretario de dicha dependencia.

Explicó que hoy les piden apoyo para el traslado de los cuerpos de las personas fallecidas y ni siquiera en el Consulado hay dinero, “no me quiero meter en cosas políticas, pero también los consulados igualmente, el gobierno federal les hizo despidos de personal masivos y recortes presupuestales, y ahorita no hay ni un peso por parte del Gobierno Federal para la repatriación de cuerpos, es una situación muy difícil aquí en México”.

Ángel Calderón agregó que, no pueden continuar así, que a Guanajuato le hayan recortado el presupuesto federal, que haya llegado la pandemia, “estamos pobres ahorita, por eso lo más que quisiera ahorita, es que me regresarán mi presupuesto, con la pandemia se nos voltearon muy feo todos los planes”.

Dijo que, sin un peso a la Secretaría le están afectando bastante, “no hay dinero para seguir con el programa Actividades Productivas Patrimoniales (APP), llegan los deportados y no tenemos nada para apoyarlos con un pequeño negocio. Cuando deportan a alguien, llegan aquí sin trabajo, sin dinero, sin familia, algunos dicen que llegaron peor que cuando se fueron, sin nada y requieren de ayuda para empezar en lo que ellos saben, hayan aprendido en la unión americana”.

Dio a conocer que, en el 2019 contó con un presupuesto de 95 millones de pesos, para el programa 2×1 y apoyos a migrantes en retorno; en el 2021 se tuvo un recorte presupuestal, pero solo se trabajó durante enero y febrero, hasta el 14 de marzo por la pandemia y “todo el presupuesto se desvió para salud, seguridad, otras áreas y nos dejaron sin nada y este 2021, definitivamente no hubo recurso”.

Finalmente dijo que, es necesario pelear que haya un presupuesto y empezar desde cero, a negociar, a convencer, “y porque no se me hace razonable y lógico, ni entendible, ni aceptable, de ninguna manera se me hace aceptable que tengan a la comunidad de migrantes sin recurso”.

LC