Agencias

Ciudad de México.- Los Lakers aplastaron al Heat, en el primer duelo de las Finales de la NBA. Nada pudo hacer Miami, superado en todos los cuartos del encuentro en la burbuja de Orlando, Los Ángeles van arriba tras el 116-98.

Fue la primera parte de las Finales en el mundo Covid-19, que alejó a los fanáticos del espectáculo. Ahora sí, la juventud de la quinteta de la Florida se vio nerviosa e imprecisa en el gran escenario, frente a un dominante LeBron James, que sumó 25 puntos, 13 rebotes y nueve asistencias. Además de que Anthony Davis estuvo certero sobre la duela, al encestar 34 unidades.

La mentalidad californiana fue clave para imponerse sobre los de Miami, mareados ante los movimientos de los Lakers.

Fue la ofensiva californiana la que mermó al Heat, ya que le quitó el balón y manejó los tiempos a su gusto. Jimmy Butler apenas alcanzó a sumar 23 puntos y cinco asistencias. Tyler Herro hizo su mejor esfuerzo, pero tampoco pudo ante la dinámica californiana.

El equipo dirigido por Frank Vogel había empezado descoordinado en defensa, con Dwight Howard, titular, sufriendo los embates del Heat en la pintura y Bam Adebayo y Jimmy Butler en ritmo. Pero a partir del séptimo minuto del primer cuarto se vio otra cosa totalmente diferente. Davis empezó a actuar como pivote, LeBron llevó bien las riendas de su equipo y el resto de los Lakers desataron una catarata detriples, terminaron con 15 tiros de tres puntos anotados, récord en la historia de la franquicia en las Finales.

Si para Miami todo llevaba mala pinta ya en el segundo cuarto, el que perdieron por 34-20, peor quedó con Goran Dragic marchándose al vestuario durante ese período para no regresar al encuentro y con Bam Adebayo también fuera en el inicio del segundo tiempo. El esloveno se lesionó un pie y todavía se esperan novedades, mientras que el estadounidense se resintió su hombro derecho y tampoco regresó.