ADELANTE. Casi perdido entre la aprobación de reformas y nuevas leyes por parte del Congreso del Estado, el PAN empujó un exhorto que llama la atención porque parece poner un pase a la red para que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo propicie la reapertura gradual en el sector educativo público y privado y la aprobación de incentivos fiscales para escuelas en la entidad.

AUTOR MATERIAL. En la sesión virtual lo propuso el diputado Armando Rangel y la mayoría azul con mayoría suficiente lo avaló de inmediato.

DATOS. Un documento que abre la puerta a la nueva realidad que enfrenta hoy el sistema educativo en general pero que por obvias razones impacta de manera especial a las escuelas particulares que han visto disminuir su matrícula porque la calidad de la educación evidentemente no es la misma de forma presencial que a distancia.

REAL POLITIK. Está claro que la mayoría panista tan disciplinada con el poder ejecutivo, no iba a empujar un exhorto así sin la venia del gobernador. En el exhorto se pide considerar exenciones a impuestos que pagan los colegios particulares por supervisión escolar pero también la apertura gradual de planteles conforme lo permitan las condiciones sanitarias.

DIFERENCIAS. En algunos países europeos se dispuso en la reapertura de actividades a los colegios a diferencia de nuestro país en donde se mantiene la restricción incluso para quienes se encuentran en niveles medio superior y superior.

MEDULAR. Una de las críticas más comunes a la estrategia que han seguido las autoridades federales y estatales en México es a la incongruencia que representa que se abran bares y antros con algunas restricciones en donde conviven jóvenes mientras las escuelas permanecen cerradas.

LO LOCAL. Armando Rangel incluso ofreció cifras de un muestreo que realizó en 3 delegaciones de la secretaría de Educación del Estado que según los datos recopilados, arrojó una disminución de la matrícula de entre el 10 y el 18% a partir del arranque de la pandemia por falta de recursos para solventar el pago de colegiaturas o por considerar que los servicios ofrecidos no corresponden con lo que se paga.

CONTRADICCIONES. Lo que se sabe es que enero es un punto de inflexión para evaluar la vuelta paulatina a clases. Será una decisión importante que deberá tomar el gobierno. En la medida que se plantea realizar eventos masivos como la Feria de León, será un contrasentido que las aulas permanezcan cerradas.

LA DEL ESTRIBO…

Pues, en la Comisión Permanente del PAN los puristas o románticos le ganaron la partida a los pragmáticos por encima de los principios. Ayer se votó en contra la propuesta de armar una alianza en Nuevo León que incluya al PRI. Ellos, solo con el PRD se aliarían en esa entidad mientras se elige un candidato por encuesta.

Se impone la opinión de personajes como lo senadores Damián Zepeda o Gustavo Madero que dicen que el blanquiazul, no puede en su afán de ir contra Morena, ir en el mismo bloque con el PRI que combatieron durante muchos años.

Un primer ensayo que podría marcar tendencia en las decisiones posteriores que tome la cúpula azul. Parece que no hay mayoría en el panismo de quienes piensan que hay que mandar los principios de vacaciones y de que el fin justifica los medios.

Por cierto, en Guanajuato salvo el dirigente estatal Román Cifuentes quien dijo que no había tratos con el tricolor en la entidad, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez no se ha pronunciado al respecto. ¿Pragmático o tradicionalista?

A 2 AÑOS DEL PLAN DE SEGURIDAD: LA ADVERSIDAD SE IMPONE

Si hablamos de las acciones concretas comprometidas por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo hace exactamente dos años cuando presentó su programa de seguridad, un par de meses después de haber tomado posesión, su cumplimiento es aceptable.

Pero si atendemos solo los resultados de esas acciones en la percepción que se tiene de la entidad a nivel nacional de la violencia que agobia al estado, estamos como lo ha aceptado el propio ejecutivo, muy lejos de lo ideal.

Incremento de 55 por ciento en el presupuesto de seguridad, sin adquirir deuda, la creación de un Fondo Estatal para el Fortalecimiento de la Seguridad Pública Municipal que arrancará con 600 millones de pesos.

En el decálogo de acciones se incluía como primer punto la reorientación del gasto público para atender, la profesionalización, infraestructura y equipamiento de las policías estatales y municipales.

Se planteaba la creación del Consejo Estatal de Seguridad con participación ciudadana y de la Unidad de Inteligencia Financiera para seguir el rastro del dinero de dudosa procedencia para detectar ilícitos.

Además, prometió enviar al Congreso dos iniciativas para regular y tener más control sobre casas de empeño, deshuesaderos, yonkes y centros de reciclaje, así como para facultar a la autoridad municipal a actuar para solucionar los problemas vecinales y las disputas que surgen de la convivencia diaria.

La estrategia también incluye la creación de juzgados cívicos, reconstrucción del tejido social y la construcción de preparatorias militarizadas, que en una primera etapa se ubicarán en León, Irapuato y Celaya.

“Hoy quiero enviar un mensaje muy claro y contundente a los guanajuatenses; en seguridad pública, tenemos estrategia, rumbo y decisión. Estamos asumiendo con fuerza y determinación el liderazgo de la seguridad en el estado.”, dijo entonces, Rodríguez Vallejo.

La mayor parte de los compromisos asumidos se han cumplido. El problema es que sus efectos en la pacificación estatal no se ven claros. Y el gobernador dirá que hay acciones a diario, detenciones de presuntos delincuentes de todos tamaños, El ‘Marro’ ya está tras las rejas, que la policía estatal tiene los mejores salarios del país, que son más las policías municipales que se profesionalizan y capacitan.

Pero todo eso ha sido insuficiente para revertir un problema doloroso que al contrario, hoy tiene nuevas manifestaciones como las desapariciones forzadas y que sigue poniendo a Guanajuato en la órbita ideal de sus detractores.

A final de cuentas, los objetivos cumplidos son sólo medios para alcanzar el objetivo importante que hoy se ve lejano. Quitar a la entidad del top de violencia.

HOMICIDIOS DOLOSOS: EL CALVARIO ESTADÍSTICO DE CADA MES

Ya sin Alfonso Durazo como secretario de Seguridad Federal, ayer el gobierno de Andrés Manuel López Obrador presentó los resultados al corte del mes de octubre del Sistema Nacional de Seguridad Pública que mostró una ligera disminución de homicidios dolosos de septiembre a octubre de 406 a 383 en Guanajuato pero que significa muy poco ante la contundencia de otros datos.

El más duro es el que señala que los municipios de León, Irapuato, Salamanca y Celaya están entre los 15 municipios del país que concentran el 28.7% de los delitos por homicidio doloso en el país entre enero y octubre.

León y Celaya ocupan el tercero y cuarto lugar respectivamente mientras que Irapuato y Salamanca están en el 12 y 14. En estos ccuatro municipios se han cometido casi mil 500 homicidios de los 6 mil 968 que se han registrado en estas 15 ciudades del país, es decir un 20% de los de más alta incidencia.

Nuestra entidad sigue siendo la de más alta incidencia en este delito con 3 mil 821 aunque es la cuarta en índice por cada 100 mil habitantes solo debajo de Colima, Baja California y Chihuahua que están por encima de los 60 puntos.

La ausencia de Durazo, que se fue a su natal Sonora a hacer campaña por la gubernatura, le dejó al presidente todo el espacio para interpretar los datos y dijo por ejemplo que se atendían algunas denuncias del presunto contubernio entre autoridades locales y la delincuencia aunque no especificó mayores detalles.

Y el presidente volvió a referirse a un tema recurrente en su discurso cuando se refiere al estado de que no basta el crecimiento económico para hablar de desarrollo.

La respuesta la encontró unas horas más tarde en la participación del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en un evento del Tec de Monterrey en el que destacó los logros que ha tenido el Estado justo en el período en el que el PAN ha gobernado la entidad.

Esa será la discusión que se acentuará en los meses por venir con aroma predominantemente electoral. El flanco débil de Guanajuato sigue siendo el de la seguridad y de manera más concreta, los homicidios dolosos aunque tampoco la Federación puede presumir muchos resultados más allá de “una contención del crecimiento exponencial”, un eufemismo que solo la 4T entiende porque significa que hay crecimiento pero no tan acelerado.

Así, las cosas, los días 20 de cada mes seguirán siendo un martirio para las autoridades en Guanajuato porque no se aprecia la luz al final del túnel.