1.- La verdad que incomoda

Carlos Zamarripa Aguirre

La utilización de información producto de los hechos, material de la realidad, podría servir a los involucrados para el acercamiento. Por esa condición es alarmante que los gobiernos, en cuanto irrumpe la numeraria sobre todo de actos criminales, se preocupen sólo por evaluarla como positiva o negativa para el uso a favor. Por ello el fiscal general, Carlos Zamarripa Aguirre, menospreció el análisis que la organización México Evalúa realizó, situando al estado de Guanajuato con crecimiento de 11 por ciento de la impunidad entre 2019 y 2020.

Tampoco se trataba de que la Fiscalía del Estado de Guanajuato, sin ver, aceptara la referencia; aunque no le hizo el feo al tercer lugar nacional en menor impunidad. La descalificación al proceso de investigación hecha por esa organización como “sesgada”, de parte de Zamarripa Aguirre, carece de las pruebas aplicadas al modelaje, sólo resultó un punto de visto para desvirtuar el trabajo similar al “tengo otros datos”.

En el estudio “Hallazgos 2020”, la entidad que gobierna, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, aparece con nivel de impunidad de 85.4 por ciento, que la propia Fiscalía aceptó haber conocido. El diputado del PRI, Alejandro Arias, sin irse con la cargada contra el fiscal Zamarripa, dejó el asunto en “llamada de atención”. Hoy en tribuna los morenos seguramente retomarán el tema.

Sirva como ejemplo de cómo se construye la impunidad desde la Fiscalía, el caso de la Casa Hogar La Paz en Irapuato: ante un robo al sitio de adultos mayores, al ir a denunciar, el MP de plano olvidó sus funciones investigadoras, pidió a los afectados señalar responsables para que la cosa camine. Casi les pide que le hagan la carpeta.

2.-Tras las bodas de oro

Mariana Aymerich

La Fiesta del Espíritu se constituyó en su versión 49, antesala de sus bodas de oro, en un escenario de lucha de la población por el retorno a la normalidad. El Festival Internacional Cervantino (FIC) en el 2021, que prácticamente desarrollará la programación del año pasado con un formato híbrido, presencial y a distancia, no contó con la presencia de la Cultura Federal, Alejandra Frausto Guerrero, en la inauguración. El gobernador, Diego Sinhue Rodríguez, cosificó el FIC como la fiesta que nos hace sentir muy orgullosos en Guanajuato y también a México.

La directora general del FIC y circuitos culturales, Mariana Aymerich, además de presentar el programa de actividades del 13 al 30 del mes de octubre, en 13 foros que recibirán 95 agrupaciones artísticas de 40 países y 55 nacionales, con 18 de Guanajuato, aprovechó para llamar la atención respecto de la presencia de Cuba como país invitado y de Coahuila como entidad distinguida.

El FIC también es esperanza económica para Cuévano, se trazó la meta en 44 mil visitantes en hoteles de la Capital y 30 mil asistentes a los eventos del FIC. Con la fiesta en el escenario de la histórica Alhóndiga de Granaditas, entre cubanos y coahuilenses, se hizo patente el valor de volver a empezar ante la adversidad.

3.- Lograr la confianza ciudadana

Hilda Marisa Venegas Barbosa

Más vale llegar tarde que nunca, dicen los puristas de la lucha contra la corrupción. No importa que haya pasado ya la primera mitad del sexenio si se cumplen a rajatabla los cuatro objetivos generales y 12 específicos de la Política Estatal Anticorrupción presentada por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción de Guanajuato (SSEA) y que está alineada a la nacional.

Hilda Marisa Venegas Barbosa, presidenta del Comité Coordinador del SESEA, presentó esta guía para las autoridades locales. Sin embargo, una cosa es lo que se propone y otra lo que se dispone. La presencia de Libia Denisse García Muñoz Ledo, secretaria de Gobierno, en representación del gobernador, fue precisada como de absoluto respaldo al documento desde el titular del Ejecutivo estatal.

Sin embargo, la lucha anticorrupción debe transitar, primero, hacia que los mecanismos de prevención, investigación y sanción contra actos de corrupción se ejecuten sin cortapisas y sin corazas a altos funcionarios y, segundo, que esto logre permear a la población como una política de Estado y no como meros actos momentáneos de legitimación política. Sólo así la ciudadanía podrá tener la percepción, fundada en hechos, de que la lucha es real. Confianza ciudadana, le dicen.

De la Valija.- La represión

Al cuarto año del gobierno de la Cuarta Transformación, y en el estado natal del titular del Ejecutivo federal y del secretario de Gobernación, Tabasco, resulta que mientras a los delincuentes se les aplica la política federal de “abrazos y no balazos”, a los trabajadores que construyen la refinería de Dos Bocas, a quienes se les somete a extenuantes jornadas de trabajo y por las que protestaban, se les aplicaron balazos para reprimirlos. Frente al discurso oficial, la tecnología del siglo XXI muestra que hubo agresión de fuerzas del Estado contra trabajadores desarmados.

La secretaria de Energía y activista política veracruzana de Morena, Rocío Nahle, la misma que asegura que en invierno no es posible obtener energía eléctrica del sol y del viento, muestra uno de los rasgos terribles del régimen, mentir. Frente a las imágenes crudas de la represión en Pemex y de la existencia de heridos, ha salido a decir que no hubo tal y que fueron los trabajadores los que agredieron con piedras a la policía estatal, dice que hay 10 o 12 involucrados. Nada ha cambiado desde 1968, aunque dijeron ser diferentes. No es un asunto que ataña sólo a trabajadores o ICA; Pemex y el gobierno federal son también responsables, es su obra. El asunto debe encontrar justicia y castigo a quienes reprimieron a balazos a los trabajadores. Ahí tienen los videos.

Anabel Pulido López

Resulta urgente que la funcionaria revise con acuciosidad si lo convenido con la Universidad de Guanajuato (UG) está ofreciendo los resultados previstos, pues pareciera que la multiplicación de quejas en la casa de estudios por situaciones de acoso sexual sigue, a casi dos años de que estalló el movimiento “¡Ni una abeja más!”. Anabel Pulido López, directora general del Instituto para las Mujeres Guanajuatenses, tiene en sus manos la responsabilidad principal en el estado de arraigar la cultura de la no violencia contra las mujeres. Para eso son los instrumentos que le ha entregado el gobernador. Ante los constantes reclamos de quienes se sienten agraviadas, la directora no puede limitarse a sólo ofrecer su “acompañamiento” a las victimas.

Similar a un ombudsperson, Anabel Pulido, tiene en sus manos la influencia política y social necesaria para llamar a cuentas, ante los guanajuatenses, a quienes administran la UG porque los vicios persisten. Debe dejar de lado las salidas cómodas, es su campo de acción.