1.- La verdad os hará libres

Hilda Marisa Venegas Barboza

El mar de dudas en torno al actuar de María Isabel Rodríguez Aguilera, apoderada legal de la Universidad de Guanajuato (UG) al momento de la cesión de una casona en San Miguel de Allende, intestada y que debía engrosar el patrimonio universitario, que además suscitó un intento de recuperación de la propiedad por la propia universidad, anticipa la posibilidad de una red de intereses que llevaron a la posible generación de daño patrimonial a la UG, y por ende, a los guanajuatenses, lo que hoy parece impune.

La presidenta del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, Hilda Marisa Venegas Barboza, solicita, como primer paso, que se abra una investigación del caso en la Contraloría de la Casa de Estudios, sin embargo, la dimensión del hecho, quienes podrían estar involucrados y la impunidad presumida, hacen necesario que la investigación sea independiente. El caso fue en tiempos de la rectoría de José Manuel Cabrera Sixto, pero con Luis Felipe Guerrero Agripino el daño ha quedado olvidado y sin ser resarcido.

El lodazal en que se ha convertido la administración de la UG en los últimos años, que tanto irrita en Paseo de la Presa, hace necesaria una revisión a fondo del Congreso del Estado desde la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato. El llamado, hecho con conocimiento de causa por la diputada y universitaria María Magdalena Rosales de la Cruz, sobre el discrecional manejo de recursos en la Colmena, que llevó al conocimiento del llamado “Caso Beckmann”, es la oportunidad de la fiscalización que sanee a la institución. Nadie, fuera de Rectoría, se explica por qué María Isabel Rodríguez fue llamada a cuentas.

2.- La inseguridad de siempre

David Sánchez Malagón

Entre el primer y último asesinato suscitados en los primeros nueve meses del proceso electoral 2020-2021, el de más hondo impacto nacional, sin lugar a dudas, fue la ejecución de la candidata del MC a la alcaldía de Moroleón, Alma Rosa Barragán; también cimbró el entorno local el homicidio del diputado panista Juan Antonio Acosta, en Juventino Rosas. Sin embargo, el asesinato del exalcalde priista de Apaseo el Alto, David Sánchez Malagón, genera gran preocupación, resultó en “Crónica de una muerte anunciada”, como hizo notar la dirigencia estatal del PRI.

La violencia política, desapariciones, masacres, asesinatos de mujeres y menores, descuartizamientos y más, es la suma de rostros o máscaras de la misma danza: inseguridad con impunidad en Guanajuato, reconocido como el estado con más homicidios dolosos y actos horrendos del país; con otro referente en el entorno político: la mayoría de los que fueron atacados habían sido amenazados o como el caso de Sánchez Malagón, secuestrado y luego liberado durante la aprehensión del cabecilla del Cártel de Santa Rosa de Lima.

A pesar del ataque previo a David Sánchez por el crimen organizado, cercanos a la víctima revelan que la Fiscalía General del Estado (FGE) no se preocupó de su causa en un municipio donde el contacto entre vecinos es estrecho, máxime que era “figura pública” y exalcalde. El gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, seguramente tendrá en la mira el hecho, pues hubo una “oportunidad” de darle la protección individualizada al hoy occiso.

3.- Rediseñar las relaciones

Enrique Alfaro

La cuestión es el 2024. Las reuniones entre los gobernadores, sean de misma ideología o credo político, conllevan a la reagrupación a fin de relacionarse con el gobierno federal. El cónclave de gobernadores electos de Morena y su dirigente de partido, desveló su intención: terminar con la Conferencia Nacional de los Gobernadores (Conago). En Pénjamo, los gobernadores de Jalisco y Guanajuato, Enrique Alfaro del MC y Diego Sinhue Rodríguez del PAN, respectivamente, hallaron la causa para la reunión bilateral.

Poco elegante, Mario Delgado, líder de Morena, habló con los virtuales gobernadores de su partido, los chamaqueó más que dar línea, para demandarles el fin de la Conago -son mayoría-, la considera instrumento de politiquería para exigir recursos al Gobierno Federal. Les pidió un nuevo modelo de interlocución, que, antes que nada, proteja al presidente y la 4T. 

Acá, Alfaro y Rodríguez, signaron un acuerdo para la sustentabilidad del sector tequilero, pero aprovecharon para revisar el futuro de una oposición unida, que amplié objetivos a favor de los estados y no ser mero ariete contra el presidente, con el que buscan una mejor relación.

Ambos frentes ya cuentan con la experiencia de la primera parte del sexenio. Ahora, van por el entronque con las presidenciales del 2024, proceso que ya arrancó en las mañaneras.

De la Valija. Gallitos de pelea

Dirigentes estatales en sus partidos, los personajes creen que sus picones les generan público y dividendos en sus parcialidades. Habrá que informarles que los comicios ya pasaron y cada quien tendrá que quedarse con sus golpes. El litigio de votos se hace en los tribunales, no en los medios. Mejor es que ya vean las cuentas que entregarán al INE y al IEEG sobre el uso de prerrogativas en el proceso electoral, dentro de poco deberán entregar los trastos.

Román Cifuentes Negrete, líder del PAN estatal, atenderá su diputación federal en septiembre, aunque desde agosto estará ya en preparativos. Los albiazules a su vez tienen que renovar sus dirigencias y comenzar a preparar el 2024. Enfrente, Ernesto Prieto Gallardo, el líder de Morena, al no lograr curul en Las Enredaderas tiene que encontrar chamba, entregará pronto diputación local y cargo partidista, hay mandato para que se renueve la dirigencia estatal y ya rebasó su periodo al frente de los rojo marrón.

Miguel Ángel Chico Herrera

Sin haber ganado jamás una elección de mayoría relativa, para el aun diputado federal su suerte parece echada. No tiene cabida en la próxima legislatura de San Lázaro y el resultado en el distrito 15 le fue desfavorable. Bajo este escenario, ha optado por abrir el catálogo de actos a impugnar y ver qué le pega en tribunales, su meta es complicada: anular 67 por ciento de las casillas.

Miguel Ángel Chico Herrera, legislador federal plurinominal por Morena, acusa ser víctima de la elección más sucia en la historia de Irapuato, con lo que pone en duda el trabajo de miles de irapuatenses que con civismo recabaron y contaron los sufragios, sin que él alcanzara la mayoría. No resulta razonable deslizar la idea de una ciudadanía tramposa, por el enojo de la derrota, aunque muestre otras causas.

Indistinto del reclamo del diputado Chico, válido desde lo legal, la forma en que lo hace marca el fondo de sus motivos: su derrota electoral representa también la cancelación de sus aspiraciones a la candidatura de Morena por la gubernatura en 2024. Sin pluri como red protectora, dejó de estar en el equipo feliz, feliz, feliz.