Agencias

Ginebra.- El director general de la Organización Mundial de la Salud advirtió que el mundo se encuentra en un “período muy peligroso” de la pandemia de covid, ya que en casi 100 países se ha identificado la altamente contagiosa variante delta.

Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo en conferencia de prensa que la variante delta, identificada inicialmente en India, sigue evolucionando y mutando y se ha convertido en el virus covid predominante en muchos países.

“He exhortado a gobernantes en todo el mundo que garanticen que para esta época del año próximo se haya vacunado el 70% de la gente en cada país”, con lo cual acabaría la fase aguda de la pandemia, aseguró.

Dijo que se han distribuido 3.000 millones de dosis de la vacuna y “unos pocos países tienen el poder colectivo de dar un paso al frente y asegurar que se comparten las vacunas”.

Menos del 2% de las vacunas distribuidas globalmente han llegado a los países más pobres. Países ricos como Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y Canadá han prometido donar 1.000 millones de vacunas, pero la OMS calcula que se necesitan 11.000 millones de dosis para inmunizar la población mundial.

Ola de contagios

Impulsada por la variante delta, una nueva ola de contagios de covid se expande por el continente africano, que registra un alza en nuevos casos, hospitalizaciones y muertes. Sudáfrica encabeza el alza reciente de contagios en África, donde el número de casos se duplica cada tres semanas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

“La velocidad y escala de la tercera ola en África no se parece a nada que hayamos visto antes”, declaró el doctor Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

La variante delta, reportada en 16 países africanos hasta el momento, se ha convertido en la dominante en Sudáfrica, cuyos casos representan más de la mitad de los nuevos contagios de todo el continente. Fue detectada en 97% de las muestras secuenciales en Uganda y en 79% de las muestras secuenciales en Congo, informó la OMS.

Menos de 2% de los 1.300 millones de habitantes de África ha recibido incluso una dosis de alguna vacuna contra el coronavirus.

Johannesburgo y la circunvecina provincia de Gauteng son el epicentro de los contagios en Sudáfrica, donde sus hospitales han llegado al 91% de su capacidad y 5.500 trabajadores sanitarios adicionales han sido desplegados, anunció el viernes el departamento de Salud del país.

Las autoridades sanitarias de Corea del Sur han notificado la cifra más alta de contagios de COVID-19 en casi seis meses, un total de 826, frente a los 762 confirmados durante la jornada anterior. Se trata del número de casos más alto desde el 7 de enero, fecha en la que se registraron 869 infecciones.

Con esta cifra, el cómputo global de Corea del Sur ha aumentado hasta las más de 159.000 personas contagiadas y los 2.024 fallecidas a causa de la enfermedad, tres más que en el balance anterior.

El aumento de contagios en Corea del Sur tiene lugar en medio de un incremento de los casos en el área metropolitana de la capital, Seúl, que preocupa a las autoridades por una potencial alza de las infecciones relacionadas con las nuevas variantes del SARSCoV-2, especialmente la Delta, originaria de la India.

Rusia sumó 679 muertes por COVID-19, cuarto máximo diario consecutivo desde el estallido de la pandemia, informaron las autoridades sanitarias del país.

Los decesos registrados en las últimas 24 horas elevaron a 136.565 los fallecidos a causa del nuevo coronavirus.

En total, en la jornada pasada fueron detectados 23.218 nuevos casos de COVID-19, mientras que los enfermos recuperados ascendieron a 18.197.

Moscú y San Petersburgo, las mayores ciudades del país, son las más afectadas por la pandemia, donde en las últimas 24 horas fallecieron de COVID-19 112 y 101 personas, respectivamente.

Rusia, con 5.561.360 casos, es el quinto país en el mundo por número de contagios registrados, después de Estados Unidos, India, Brasil y Francia.

EZM