Opinión Pólvora e Infiernitos

LA UNIDAD DE MORENA PARA LA FOTO

JUNTOS. Claro que no es poca cosa lo logrado ayer por los enviados del CEN de Morena a Guanajuato: sentar en la misma mesa y pactar una tregua declarativa de Ernesto Prieto y Alma Alcaraz que dejarán de exhibir sus diferencias para después de las elecciones abona a distender los ánimos rijosos.

UN PASO. Pero ayer sólo lograron calmar las pasiones en un evento y vendrán un par de semanas bastante calientitas en las que se definirán las candidaturas a Ayuntamientos y diputaciones locales en los que se va a tensar la cuerda y aflorarán los sentimientos de a deveras.

EN ESTA ESQUINA. Un par de estampas ilustran qué tan sólida es la unidad morenista. Óscar Novella, el diputado local zacatecano enviado como delegado se reunió previo a la rueda de prensa con Beatriz Hernández, Alma Alcaraz y la senadora Martha Lucía Mícher quien sí estaba en León pero no fue al evento por precaución (de salud, no política) y trató de conectarse por zoom. No pudo.

Y EN AQUELLA. La otra: a la secretaria general en funciones de presidenta, Alma Alcaraz no le gustó el lugar que le asignaron en el evento y cambió su lugar según registró un video en redes del periodista Alex Ramblas. El dato no es anecdótico. En realidad, sin las senadoras Mícher y Antares Vázquez, Alcaraz estaba cercada por puros integrantes de la corriente afín a su adversario interno, Prieto.

MAYORITEADA. Miguel Angel Chico, Ricardo García Oseguera, Emanuel Carmona, Cuauhtémoc Becerra y el propio Prieto en la lista de presentes. Si se mantiene como dirigente formal es porque los Tribunales electorales ahí la mantienen.

EL GOLPE FINAL. La realidad es que la “unidad morenista” en Guanajuato hoy, aparentemente tiene un dominio de la corriente afín a Prieto. Es la rueda de prensa de ayer, es la forma en que forzaron a Sheffield a venir a León. Pero esto es una hipótesis que debe confirmarse en la evaluación final que son las candidaturas.

LO QUE SIGUE. Habrá candidatos y candidatas, planillas y reparto de posiciones a más tardar el 21 de marzo. Ahí se verá qué tribu llega con más canicas a los procesos electorales.

LA DEL ESTRIBO…

Sin ningún rubor, la mitad de la bancada de Morena (Ernesto Prieto y Carmen Vaca) se ausentó de la sesión del pleno del Congreso local ayer, por estar presentes en la rueda de la prensa “de la unidad morenista” en León.

La única diferencia es que Vaca sí notificó a la secretaría general que no iría y su falta quedó justificada. Ernesto Prieto, fiel a su estilo, no se preocupó en avisar.

Y como es tan laxo el reglamento legislativo, es suficiente con que los diputados avisen que no irán para que se justifique su falta o pueden inventar cualquier cosa si no quieren decir la verdad. Se parte de la buena fe y en automático se justifica para que el día no se descuente de la dieta.

En el Congreso, supieron hasta que se difundió por redes sociales la presencia de ambos legisladores en esa rueda de prensa. Prieto todavía tiene 3 días para justificar su ausencia. Con todo y evidencia a Vaca no le pueden eliminar el justificante aunque cuando se dé cuenta en la siguiente sesión, cualquier diputado está en libertad de cuestionar el hecho.

SHEFFIELD Y SÁNCHEZ CASTELLANOS: UNA DÉCADA DESPUÉS, ¿OTRA VEZ FRENTE A FRENTE?

Una de 2: o habría que felicitar a la actual bancada priista porque pudo sobrevivir casi al final de la legislatura sin fracturarse o quizá deban deprimirse porque ya ni para eso les alcanza en su momento actual.

Y es que, hasta el trienio pasado, era tiro por viaje la fractura en varios frentes priistas que alcanzó en algunos momentos, niveles épicos.

Primero, hace 10 años, en la fracción del cabildo leonés; ocurrió en 2014 en la bancada priista en el Congreso local y volvió a pasar hace 5 años, también en la fracción tricolor.

En León, a principios de marzo de 2011, 4 de los 5 regidores priistas del Cabildo decidían destituir al expresidente del Consejo Coordinador Empresarial, José Arturo Sánchez Castellanos, como presidente de la comisión de Contraloría luego de las diferencias que tuvo con el alcalde Ricardo Sheffield que lo acusó de dar a conocer procesos adelantados de auditorías.

Olga Patricia Sandoval, Israel Cobián, Julia Lira y Salvador Ramírez decidían darle gusto al entonces alcalde panista y próximo candidato a alcalde morenista quien había tensado mucho la cuerda en su relación con Sánchez Castellanos, y ahora integra la planilla de la panista Alejandra Gutiérrez.

Después, en 2014 en un día como hoy, estallaba el escandalito en turno en la fracción tricolor cuando el ahora candidato a diputado local priista, ex delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y entonces diputado local, Roberto Vallejo, se inmolaba para lograr la destitución del entonces coordinador Javier Contreras, actual candidato a la alcaldía de Celaya.

Vallejo operó para recopilar firmas entre la mayoría de los otros 10 priistas y las logró aunque luego fuera exhibido por el hoy expriista Guillermo Romo Méndez, quien en un video con música de fondo de la película ‘El Padrino’, describió la embestida de Vallejo que tenía como fin, llevar a la coordinación  a Jorge Videgaray.

Hubo otras pero estas son las más emblemáticas. Hace 10 años, Sheffield desde el poder político la emprendía contra Sánchez Castellanos. Hoy estarán en trincheras opuestas nuevamente y con distintas camisetas.

Sánchez Castellanos es de la planilla del candidato del partido gobernante y Sheffield, el candidato del principal opositor. Y si gana el PAN, pero Sheffield decide integrar su planilla, se podrían reencontrar y recrear viejas batallas. Bendita política.

DIEGO SINHUE: SHOW, INFORME Y CLAROSCUROS A MITAD DEL CAMINO

En el evento del tercer informe, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo confirmó la prioridad de su sexenio y su convicción de que para reafirmarlo le gusta destacar la forma por encima del fondo.

El video de la captura de’ El Marro’, la presentación del dron, la presentación de los nuevos helicópteros, la incursión en el escenario de agentes adscritos a la Fiscalía, las imágenes en tiempo real del estado que consumieron más de un tercio del contenido del mensaje nos dejan claro que pese a los claroscuros en materia de seguridad no ceja en el empeño.

Así arrancó el sexenio Miguel Márquez, con un despliegue mediático por el proyecto Escudo, omnipresente en el discurso oficial de aquél primer tercio en el que el estado no mostraba el deterioro en violencia provocada por el crimen organizado y luego, cuando empezó la debacle, hubo un informe, el de 2016, en el que literalmente era prohibido mencionar la palabra Escudo.

Y Diego Sinhue, ya con un problema severo de violencia ha arrancado como su antecesor en el tema de violencia: entrón, desafiante y echado para adelante, aunque ayer también hubo frases prohibidas.

Los resultados no son los óptimos porque, parafraseando al exsecretario de Seguridad Federal, Alfonso Durazo, la autoridad en Guanajuato, ha logrado contener el crecimiento de los homicidios dolosos si tomamos como referencia el mes previo al ‘Golpe de Timón’ cuando se registró en Guanajuato el mes más violento en la historia del estado.

343 homicidios en febrero de 2019 y 335 en el mes de registro más reciente de este 2021. Es cierto que el arranque de este año ha sido mejor en comparación con el de 2020, pero la disminución ha servido para estar apenas en los niveles de homicidios mensuales que había antes del arranque de un operativo que ya concluyó.

El estado vive una coyuntura esperanzadora en esa materia pero faltan muchos meses para hablar de que ya salimos del hoyo. La golondrina todavía está lejos de hacer verano.

El estado y la federación están en la mejor sintonía del sexenio pero por otro lado, las policías de algunos municipios con índices de violencia importantes no están a la altura de las circunstancias. Ahí está lo que ocurre en Silao donde ayer se echó a andar el operativo Trueno. Demasiados incidentes en esa Policía que ya sufrió varias limpias en los últimos años.

No todas están igual pero tampoco es la única infiltrada por los malosos. La súplica a los alcaldes para reforzar sus Policías no ha sido escuchada por todos.

Diego Sinhue presume que el problema de Álvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa era que no tenían un gobernador que apretara las tuercas y ha logrado revertir omisiones como la búsqueda de desaparecidos, aunque las fosas clandestinas, fue otra de las frases prohibidas ayer. 

Y destacamos el tema de la seguridad porque esa sigue siendo la obsesión del mandatario estatal que en materia de salud puede mostrar mejores credenciales en la infraestructura y tratamiento de la pandemia.

Destacable la presencia de varios gobernadores arropando a Diego Sinhue, aunque la invitación aceptada por el de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca, bajo la mira de la FGR, represente también la solidaridad del guanajuatense con su colega.

Vienen tiempos electorales en los que todo subirá a esa arena y Rodríguez Vallejo enfrenta el desafío de mantener ese bastión panista que acecha nuevamente el morenismo. Que esa guerra no nuble la sintonía con la Federación en terrenos clave no debe ser mucho pedir.

Related posts