Jazmín Castro

León.- La delegada estatal de la Alianza de Maestros de Guanajuato, Teresa Paulino San Germán, pidió a los gobiernos municipales y al estado que analicen apoyar a las escuelas privadas con algún programa emergente debido a que están en una etapa crítica.

“Las escuelas privadas no tienen apoyos, incentivos económicos, las mismas tarifas del agua, los mismos impuestos (…) la situación es complicada y será peor”, explicó la maestra.

Así, las condiciones económicas para las instituciones privadas se están tornando complicadas porque pese a que el periodo escolar tiene un avance significativo se siguen generando las bajas.

La pandemia ha propiciado que padres de familia y estudiantes que solventaban sus estudios ya no puedan pagar, por lo que buscan cambiarse a instituciones públicas.

La pérdida de empleo y la disminución de ingresos es el principal motivo porque los estudiantes están cambiando de escuela.

“También hay casos de papás que dicen que sus hijos no están aprovechando, al tener una educación a distancia y deciden sacarlos, pues consideran que pagar una colegiatura y no se aprovecha al no ir de manera presencial”, explicó la delegada estatal.

Retorno a clases, la única salida

La única solución para evitar la quiebra sería regresar con clases lo antes posible, aunque como en el caso de la entidad, este supuesto no está contemplado, pero también la situación está provocando que profesores se queden desempleados, por tal motivo buscan ser considerados dentro de los apoyos o programas económicos. 

LC