Agencias

Washington.- El presidente Donald Trump aún tiene posibilidades de conseguir los 270 votos que necesita en el Colegio Electoral para ganar su reelección, pero esto requiere –por segunda vez- que todo se vuelque a su favor.

Los votantes indecisos en los estados más disputados tendrían que volcarse abrumadoramente a su favor. Tendría que ganar en sectores cruciales. Adicionalmente, sus llamados para que la gente vote deberán superar drásticamente a los del demócrata Joe Biden en un año excepcionalmente turbulento.

“En 2016, sus probabilidades de ganar la elección eran equivalentes a la de obtener una escalera en el póquer. La pregunta este año es si puede obtener una escalera en dos manos seguidas”, dijo Whit Ayres, veterano encuestador republicano. “Teóricamente es posible, pero en la práctica, difícil”.

Aunque Trump tiene varios caminos hacia la victoria, los de mayores probabilidades dependen de ganar dos estados disputados cruciales: Florida y Pensilvania. Si La reelección depende de Florida y Pensilvania gana los dos y conserva dos de los que ganó por estrecho margen en 2016 –Carolina del Norte y Arizonamientras defiende Georgia y Ohio, ganará. Estos dos últimos los ganó por margen amplio en 2016, pero Biden estrecha la diferencia.

El equipo de campaña de Trump sigue invirtiendo tiempo y dinero en Wisconsin y Michigan, dos antiguos baluartes demócratas que ganó por estrechísimo margen hace cuatro años, mientras trata de defender Iowa y el segundo distrito legislativo de Maine y capturar Nevada y Minnesota, donde se impuso Hillary Clinton, su rival en 2016.

La campaña de Trump apunta otros factores a su favor. Han invertido durante años en una poderosa operación para llegar a los votantes y tienen 2.5 millones de voluntarios que llaman a millones de puertas cada semana. Han visto aumentos de los padrones republicanos en varios estados clave. Adicionalmente, los partidarios de Trump son más entusiastas que los demócratas por Biden, impulsados sobre todo por su odio al presidente.

“Nos sentimos más optimistas sobre nuestro camino a la victoria ahora que en cualquier otro momento de la campaña”, dijo el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien. “Y este optimismo se basa en números y datos, no en sensaciones ni sentimientos”.

Sin embargo, las encuestas muestran a Trump retrasado o empatado en casi todos los estados que necesita ganar para alcanzar la cifra de 270 votos electorales. Descartado un trastorno mayúsculo, debe ganar al menos uno de los tres estados industriales que ganó en 2016: Pensilvania, Wisconsin o Michigan, dijo Paul Maslin, un encuestador demócrata en Wisconsin. “No veo otro camino para que Trump gane”.

Trump vota mañana

El presidente votará mañana en West Palm Beach, Florida, anunció ayer la Casa Blanca.

Ayer el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, compartió un video en redes sociales en el revela que emitió su voto por correo a favor de Biden y Kamala Harris, y explica cómo realizarlo.

Criticó duramente al gobierno de Trump y llamó a los votantes demócratas a no confiarse en los sondeos favorables y a movilizarse en masa para lograr la victoria de Biden el 3 de noviembre, quien aventaja a Trump por nueve puntos porcentuales a nivel nacional, según encuestas de RealClearPolitics.

El Servicio Postal anunció que ha entregado más de 100 millones de votos en blanco o rellenos desde principios de septiembre.