La Policía, impedida con el trabajo infantil

Al no ser un delito, los elementos no pueden detener a quienes cuidan los infantes que venden en las calles. Fotos: Nayeli García

Los uniformados municipales sólo pueden intervenir de forma directa si observa la comisión de un delito

Nayeli García

Irapuato.- Si un policía municipal ve a una persona que a distancia vigila a un niño vendiendo chicles, chiles u otro producto, no lo puede detener, pues no existe delito qué perseguir, reconoció el secretario de Seguridad Ciudadana, Samuel Ugalde García.

Casi la mitad de los menores realizan trabajos peligrosos.

Explicó que la Policía municipal sólo puede intervenir de forma directa si observa la comisión de un delito, que sería un maltrato físico e incluso actos de exhibicionismo, pero en esta forma de trabajo infantil, la participación de la Policía municipal está muy limitada, pues lo que se hace es dar aviso a las instancias correspondientes como la Dirección de Prevención del Delito, el DIF municipal y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

“Nosotros apoyamos al DIF para prevenir e inhibir cualquier tipo de situación y se da el tratamiento correspondiente”, comentó el funcionario municipal.

El caso del hombre que baja a niños de un auto rojo para vender chiles en los cruceros, dijo que no lo han detectado como tal, e incluso en lo que va del año se tienen casos de explotación infantil o de abuso en este tipo de situaciones.

Argumentó que el combate al trabajo infantil se tiene que hacer de manera coordinada y conjunta con otras dependencias y autoridades de los tres niveles de gobierno para poder hacer un tratamiento integral a la situación y hablar con sus padres, ya que generalmente son éstos quiénes acompañan a los menores en su jornada laboral.

RC