Agencias

Ciudad de México.- La complicidad que existía en pantalla entre Pedro Infante y Blanca Estela Pavón fascinó al público desde el primer momento.

La canción ‘Amorcito corazón’ remite a uno de los romances más entrañables del cine nacional, que se dio entre ‘Pepe El Toro’ y Celia ‘La Chorreada’ en la cinta ‘Nosotros los pobres’, protagonizada por ambos actores, quienes fueron unos tórtolos en la ficción y grandes amigos fuera de la pantalla.

Juntos eran una certeza de éxito en taquilla y los dos perdieron la vida muy jóvenes en accidentes aéreos, Blanca Estela en 1949 y Pedrito en 1957.

Infante actuó de galán de hermosas actrices como María Félix, Silvia Pinal, Marga López o Sara Montiel, pero con ninguna formó una dupla tan simpática y juguetona como con Blanca Estela

Pedrito y Blanca Estela aparecieron juntos en cinco películas, irónicamente, en la última, ‘La mujer que yo perdí’, el final es tan trágico como en la vida real, cuando a sus 23 años la actriz murió en un accidente de avión.

Amor en la pantalla

Infante era mayor que Blanca Estela Pavón, le llevaba 16 años, pero en la pantalla fueron novios, esposos y padres de familia. Protagonizaron cinco películas, la primera en 1947, ‘Cuando lloran los valientes’, que se desarrolla en un ambiente revolucionario. ‘Vuelven los García’ se estrenó en 1947, aunque en este filme no fueron pareja.

‘Los tres huastecos’ llegó a la pantalla en 1948; Pedro Infante interpretó a tres personajes: un ranchero bravucón, un capitán del Ejército y un sacerdote. El militar, Víctor, se enamora de Maritoña, Blanca Estela.

Siguieron ‘Nosotros los pobres’ y ‘Ustedes los ricos’, todo un éxito cinematográfico. Fue ahí donde se gestó el gran romance entre Pepe y ‘La Chorreada’.

La escena en la que Pepe El Toro canta ‘Amorcito corazón’ en la carpintería se convirtió en todo un clásico de la época de oro. El dramático momento en ‘Ustedes los ricos’, cuando muere ‘Torito’, el hijo de Pepe y Celia, es una escena inolvidable.

“Un amor sublime truncado por la fatalidad”, se lee en el póster promocional de la película ‘La mujer que yo perdí’, en octubre de 1949, días después del fallecimiento de la actriz.

Esta sería la última película protagonizada por ambos.

Un mismo final

Ocho años después de que cerca del volcán Popocatépetl se estrellara el avión donde viajaba Blanca Estela Pavón, Pedro Infante también perdió la vida en un accidente aéreo, el 15 de abril de 1957 se estrelló en Mérida minutos después de despegar.

En el funeral de Blanca Estela, Pedro Infante se mostró muy afectado por la muerte de ‘La Chorreada’, y expresó: “La muerte de Blanca Estela me ha afectado muchísimo, pues nos unían lazos de amistad muy sincera; al conocer la fatal noticia me conmovió tanto que no pude menos que dejar mis lágrimas caer”.

En el Panteón Jardín, sólo unos metros separan las tumbas de una de las parejas predilectas de la época de oro; aunque su temprana muerte impidió que realizaran más filmes juntos, pero aún suena el “Amorcito corazón”.

ndr