Agencias

Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó ayer su aprobación de emergencia a la vacuna anticovid de Astrazeneca, dando un nuevo impulso a las campañas de inmunización que en América Latina, como en otras regiones, avanzan a diferentes velocidades.

El visto bueno a AstraZeneca allana el camino para la distribución de cientos de millones de dosis a países desfavorecidos, privados hasta ahora de vacunas.

Aunque las campañas de inoculación han ido ganando ritmo, con casi 172 millones de dosis administradas en todo el mundo, la mayor parte de ellas han ido a parar a los países más ricos.

La inyección de AstraZeneca, que es más fácil de almacenar y transportar que algunas de sus rivales, representará casi todas las dosis que se enviarán en el marco de Covax, un programa internacional diseñado para garantizar que los países pobres no se queden sin ella.

“Hoy tenemos aún más razones para tener esperanzas de controlar la pandemia de covid-19”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa.

Un panorama abrumador

Los gobiernos tienen puestas sus esperanzas en las vacunas para acabar con una pandemia que ha matado a más de 2.4 millones de personas, pero el proceso de inoculación sigue suscitando polémica.

La ministra de Relaciones Exteriores de Perú se convirtió el domingo en la última figura de alto nivel en dimitir tras ser cuestionada por vacunarse antes del inicio formal de la campaña de inmunización. En el resto de la región, las campañas de vacunación avanzan a diferente ritmo.

Chile comenzó ayer a vacunar a sus maestros de educación básica y media con el objetivo de reanudar las clases presenciales en marzo, tras casi dos semanas de un masivo programa de inmunización que ya benefició a más de 2 de los cerca de 19 millones de habitantes del país.

Colombia recibió un primer lote de 50 mil vacunas e inyectará las primeras dosis el 20 de febrero.

En tanto, Rio de Janeiro, la segunda capital más golpeada en Brasil, anunció la suspensión de su campaña de vacunación hasta la semana próxima por falta de dosis.

Otros países, otras imágenes

Reino Unido ha recibido elogios por la rapidez de su vacunación, con más de 15 millones de personas que han recibido la primera dosis en este país de casi 67 millones de habitantes.

En cambio, Sudáfrica reabrió las escuelas el lunes, a pesar de que algunos padres temen que la medida sea prematura. “Sólo tengo que confiar en que el sistema cuidará de mi hijo”, dijo Kelebogile Ngwenya, de 37 años, mientras dejaba a su pequeño en una escuela de Johannesburgo.

En el vecino Zimbabue, las autoridades sanitarias se preparaban para empezar a vacunar, a pesar de la creciente crisis económica y los escasos recursos, tras recibir un primer lote de la vacuna china Sinopharm.

ndr