Conecta con nosotros

León Ruiz

La mesa del rincón

Conciencia social, la última medida

Periodico Correo

Publicado

En

Conciencia social, la última medida

Sumergidos entre la incredulidad y el pánico del impacto sanitario, económico y social en que el coronavirus nos tiene, hoy en nuestro estado nos desayunamos cada mañana con un caudal de nuevos casos confirmados. Tal pareciera que las restricciones sanitarias y de confinamiento de poco estén sirviendo, pues la voluntad ciudadana no hace clic con la preservación y el autocuidado.

Ya nos encontramos inmersos en el clímax de la dispersión del virus, hoy en el estado los casos son de 500 o más por día y el mundo se encuentra inundado de enfermos con más de 10 millones. En el país ya superamos los 200 mil pacientes y los muertos, cual testimonio silencioso, están presentes en el dolor de muchas familias.

Cierto que muchas personas han guardado un encierro casi estoico, sin embargo, ante la invisibilidad del enemigo y la sensación emocional de que nada pasa al no presenciar cortejos fúnebres ni ver enfermos cayendo, el imaginario personal y colectivo parece haber superado las alertas iniciales, asimilado el pánico y la mente adaptándose al entramado psicológico de atreverse a salir y jugarse la vida.

Quizá ya estemos resintiendo la oleada enfermiza de la apertura de las actividades industriales liberadas, del comercio en la plaza pública y la tolerancia con restaurantes, antros y algunos bares que al margen de los controles deciden correr el riesgo. A estas alturas de la batalla contra un enemigo silencioso e imperceptible, ya la mente está cansada y es presa fácil de la mitología urbana que nos hace bajar la guardia y desestimar la presencia voraz del microscópico victimario.

Sin embargo, el acoso de la plaga apocalíptica sigue presente allá afuera, su existencia es tan real como que todos los países del mundo lo están padeciendo y que las grandes maquinarias de industrias trasnacionales han sido desactivadas, para no ser arrasadas por la ola destructora. Hoy la enfermedad está más presente que nunca y aún distante la aplicación de una vacuna que le combata.

Ya es momento que las estrategias de gobierno transiten a una nueva fase, ahora debieran aparecer las disposiciones y mensajes con un marketing directo al razonamiento consciente, con llamados a la conciencia social responsable que con imágenes y hechos muy realistas nos ubiquen ante la crudeza del problema, ante el juego de la vida.

Así las cosas, y sin caer en la tentación de agoreros del pánico y la psicosis, ya los gobiernos estatal y municipales debieran desplegar fuertes campañas generadoras de esa conciencia social que surja como factor protector ineludible de una sociedad convulsa, donde el matizar la realidad de las cosas y dosificar la información para evitar temor por costos políticos deje de ser directriz institucional. Ahora es cuando se debe promover la madurez y el buen criterio social para hacerlo su aliado en la odisea de vencer al virus.

Generar conciencia social como recurso emergente de autopreservación, para el cuidado de la familia y de la sociedad en su conjunto, es abrir el raport para una larga terapia mediante la cual los niños, jóvenes y adultos sean replicadores de la fórmula antígena que nos blinde contra el coronavirus, convenciéndonos que tenemos el poder para no ser víctimas, que nuestra salud y la de los demás depende de nosotros.

Hoy, Diego Sinhue y su administración está ante la maravillosa oportunidad de enfocar la acción de gobierno enlazada con la voluntad y convicción de la sociedad, poniendo la salud y bienestar personal y general como un pajarillo en su mano empuñada, que vivirá si queremos que viva o morirá si queremos que muera, en nosotros está oprimirlo y matarlo o abrir la mano y dejarlo vivir. El tiempo de hacer lo políticamente correcto, ya está aquí y es ahora, el 2021 tiene su génesis en esto.

El talento de conquistar la conciencia social, debe ser la virtud esencial del buen gobierno.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

León Ruiz

Innovación y ciencia, un enfoque renovado

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Innovación y ciencia, un enfoque renovado

Cual preámbulo de la Feria Industrial Hannover Messe, en días pasados fue presentado el Instituto de Innovación, Ciencia y Emprendimiento para la Competitividad del Estado de Guanajuato con singular toque de espectacularidad gubernamental. Bajo un ritmo de mercadotecnia, fue presentado como nuevo producto la instancia de gobierno que se encargará de impulsar el desarrollo científico y tecnológico.

Tras el vacío existencial que extinguió a la Secretaría de Innovación, Ciencia y Educación Superior, SICES, se espera que, con la incorporación de este organismo público descentralizado, se recuperen los cuatro años de desatinos de lo que pudo haber sido una Secretaría de Estado catapulta del desarrollo académico de la ciencia y la tecnología. Con la creación del Instituto que se conocerá con el acrónimo IDEA-GTO, el gobernador sienta las bases para un giro modernista y cargado de la espectacularidad del marketing en las intenciones oficiales de establecer una instancia de gobierno que fomente y promueva el desarrollo de la ciencia y la tecnología, mediante una vinculación asertiva de la academia, la comunidad científica y la sociedad.

IDEA-GTO será el heredero del largo camino que el Gobierno de Guanajuato ha recorrido en su búsqueda de establecer una instancia capaz de consolidar a la ciencia y la tecnología como detonadores de la innovación, el progreso y el emprendedurismo. Lamentablemente la SICES y antes el Concyteg no lograron estructurar un sistema que fomentara la investigación y el desarrollo de la ciencia, ni mucho menos constituir una comunidad científica que impulsara colegiados académicos que hicieran esto realidad.

Ahora, de nueva cuenta viene la separación de un organismo impulsor de la ciencia y la tecnología con la comunidad universitaria. Nuevamente se disipa la oportunidad de vincular estrechamente a las Instituciones de Educación Superior y sus cuerpos académicos con la comunidad científica, y la dispersión de esfuerzos complicará la formación de nuevas generaciones de profesionistas con un enfoque de innovación e inventiva.

Ciertamente que la tarea que habrá de desarrollar Juan Antonio Reus Montaño cubrirá la promoción mercadotécnica, que motive y despierte inquietudes entre nuestros jóvenes y su incorporación al juego de la ciencia y las ideas transformadoras, sin embargo, hará falta que desarrolle una estructura vinculante con la sociedad científica para orientar la investigación y la tecnología hacia la innovación de la industria, la agricultura, el comercio y la prestación de servicios.

Asimismo, Reus Montaño deberá coordinarse muy eficientemente con la Secretaría de Educación, para que de manera conjunta impulsen una serie de políticas públicas, mediante las cuales las Universidades e Instituciones de Educación Superior incorporen una línea de formación académica en investigación científica y desarrollo tecnológico, para que los jóvenes en formación desarrollen habilidades y competencias profesionales en innovación, creatividad e inventiva. Con la formación de jóvenes científicos, IDEA-GTO tendrá un semillero de inquietudes y nuevas propuestas de innovación que mostrar al mundo, pero antes se deberán cuidar detalles para que la educación superior no se pierda en la indolencia y la burocracia de la administración inercial.

La capacidad de nuestra sociedad académica para desarrollar iniciativas de competitividad estudiantil, se ha demostrado en múltiples ocasiones y la disposición de nuestras comunidades científicas para desarrollar aplicaciones de la ciencia en la solución de la problemática social es patente, ojalá que el egoísmo, la soberbia burocrática y el ensimismamiento político no conviertan al nuevo Instituto en otro intento fallido de consolidar la innovación y la ciencia como factor de progreso.

El desarrollo y evolución de una sociedad, depende de su capacidad y empeño para construir el futuro deseado.

Continuar Leyendo

León Ruiz

Relanzamiento esperanzador

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Relanzamiento esperanzador

Con el espectro de una pandemia revitalizada, el gobernador parece decidido a relanzar su administración y reactivar de una vez por todas los sectores productivos de nuestra sociedad. Esta semana ha sido promocionada, con bombo y platillo, la nueva campaña de atracción turística para completar el esquema de la vuelta de página en la vida del estado.

Como si estuviéramos en los mejores tiempos, las luces iluminaron el anuncio de la nueva campaña turística, que será un reto extremo para este sector bajo la tutela de Juan José Alvarez Brunel. Con este evento se marca el replanteamiento de estrategias y programas de recuperación económica del estado y el segundo aire de la administración.

De la misma manera con este mes ha comenzado el afianzamiento del control tributario mediante la actualización de la base de datos del catálogo de contribuyentes vía el replaqueo y la instauración del Sistema de Administración Tributaria del Estado de Guanajuato, SATEG, como organismo desconcentrado de la Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración. Con esta reestructuración se pretende ordenar y regularizar el comercio informal, someter la evasión fiscal y ampliar la tasa de contribuyentes para fortalecer las arcas del estado.

Asimismo, se dio un cambio importante en el gabinete legal de Diego Sinhue, con la llegada de Carlos Martínez Bravo a la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas, como evidenciando que la lucha contra la corrupción en la administración pública será el sello distintivo de esta nueva etapa de gobierno. Carlos Martínez ha demostrado ser un hombre íntegro, de resultados y eficiencia administrativa, por lo que se espera que ahora sí funcione este importante filtro del actuar gubernamental.

Bajo esta óptica, pareciera que el gobernador por fin se ha decidido a encarrilar su administración bajo las premisas del modelo Singapur, que hizo que una nación extremadamente pobre se levantara como el cuarto país más rico del mundo. Loable sin duda la visión de consolidación económica que el gobernador tiene para el futuro de nuestro estado, sin embargo, para llegar a semejarnos a “La Perla de Asia”, quedan muchos frentes por cubrir.

Antes de soltar amarras y levantar anclas, Diego Sinhue debe asegurarse que las naves del estado se encuentren en las condiciones óptimas para la travesía que emprenderá, caso contrario corre el riesgo de que los lastres causen naufragios inesperados. Para estar en condiciones de empezar la aventura del modelo Singapur, se debe emular el enfoque que Lee Kuan Yew imprimió a su proeza económica, impulsando programas intensivos de empleo, abatimiento de la corrupción, consolidación de sus instituciones y un excelente sistema educacional.

Por lo anterior, se puede leer que nuestro gobernador ha enfilado sus pasos en pos de los principios rectores del milagro económico de aquel país insular, promoviendo turísticamente al estado, asegurado la captación de impuestos y reedificando la estructura orgánica que abata la corrupción, teniendo asimismo una Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable con un enfoque futurista de primera con Mauricio Usabiaga Diazbarriga, sin embargo, faltaría que la hoja de ruta se complemente con los ajustes pertinentes en una reingeniería cualitativa del sistema educativo, cultural y social para sentar las bases de una implementación exitosa.

Bajo las condiciones extraordinarias que amenazan desgarrar al país y colateralmente al estado, el gobernador y su equipo más cercano están obligados a hacer cuarto de guerra donde se abandonen las posturas de la condescendencia salamera, para elaborar un diagnóstico serio y crudo de las condiciones postpandemia, impacto de las crisis que vienen y renovación del gabinete antes que se les venga encima el Armagedón electoral 2021.

El arte de gobernar prioriza el bien y la visión del Estado, por encima de los intereses particulares de los individuos que lo conforman.

Continuar Leyendo

León Ruiz

Expectativas de la nueva sociedad

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Expectativas de la nueva sociedad

Cual remanso de un río caudaloso, poco a poco la vida se escurre sigilosa buscando dominar los nuevos escenarios y adaptarse a los riesgos dominantes de un virus que llegó para quedarse. Con temores contenidos y miedos aprisionados, hoy el mundo ya está activo y la vida económica, laboral, socio-cultural y educativa ya están de regreso.

Así, transcurrido el lapso del proceso de adaptación, que hace que nuestra mente genere los hábitos cotidianos, hoy hablar de un semáforo de alerta ante un peligro inminente o despertar con la noticia de miles de nuevos contagios o fallecidos, pareciera la cosa más común. Hoy, ya sometidos por el cansancio emocional hemos procesado nuestra capacidad de asombro y lo que ayer nos espantaba o causaba intranquilidad ya lo hemos adoptado como un aditamento más de nuestro atuendo.

Bajo esta óptica podríamos decir que nuestra mente, necesidad y valentía, reconfiguran la realidad haciéndola menos densa, suavizándola y matizándola para poder navegar con ella. Sólo de esta forma se entiende que, a pesar de que el mundo registra prácticamente 25 millones de infectados y 600 mil fallecimientos por esta causa, se estén levantando las restricciones y adaptando un modelo híbrido entre encierro y libre tránsito.

Incluso la sensación de terror al considerar a esta pandemia como el umbral del apocalipsis bíblico, se ha diluido en medio de la incredulidad y los engaños del destino al ver que “no pasa nada”. De pronto nos damos cuenta que ya todos encontramos una forma de enfrentar los riesgos y asumir mecanismos para seguir viviendo, para retomar nuestras actividades laborales, para estudiar, para convivir, para organizar eventos y superar esta crisis sanitaria secular.

Por ello es entendible que esta semana Diego Sinhue retomara los objetivos de gobierno, resumidos en la frase de su primer informe: «La economía del conocimiento es la que permite despegar a las sociedades modernas y Guanajuato no puede quedarse atrás. Es momento de pasar de la manufactura a la mentefactura», por lo que con el apoyo del Cinvestav de Guadalajara se prepara a 25 estudiantes guanajuatenses en el proyecto Centro de Diseño Electrónico y Circuitos Integrados, como primera piedra del imperio de la mentefactura en la industria estatal.

Resulta muy loable la intención y utopía posible del mandatario de nuestro estado, sin embargo, también es necesario se mantengan los pies en la tierra y se reconozcan las grandes debilidades y áreas de oportunidad que la pandemia descobijó en los rubros de la economía, la educación, el turismo, la salud, las comunicaciones, la infraestructura tecnológica y el desarrollo social, si se quiere tener oportunidad de preparar el terreno para los primeros pasos.

Y es que, aunque las expectativas se vean muy alentadoras en el discurso y la organización de eventos como la Feria Hannover Messe o industria 4.0, no deja de ser preocupante que se esté gestando desde las políticas gubernamentales de la Federación una situación desalentadora de la inversión extranjera, el desvalijamiento presupuestal de Estado y el acoso empresarial, como principio de limitaciones y regresiones que marginarían la ilusión de la mentefactura a un sueño y buena intención política.

Mantener la mente en el juego, considerando todas sus amenazas, será el factor determinante para que Diego Sinhue enarbole el estandarte de Hidalgo y cual jinete libertario, guíe el tropel progresista que convierta a Guanajuato en el oasis económico ante la regresión financiera que imperará en el país.

Por lo anterior, se reviste de capital importancia que no se bajen los brazos ante la amenaza sanitaria, ni ante las especulaciones del crecimiento económico y las condiciones de un aparato productivo tan golpeado, del empleo debilitado y una educación tambaleante por falta de un modelo innovador.

En la desgracia social se forja el carácter y se aprecia la firmeza gubernamental.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario