Economía y Sociedad Opinión

La inflación, el ominoso fantasma

Han concluido las vacaciones primaverales, esta semana hay retorno a clases virtuales y la economía busca retomar potencia, a pesar de estar en la cuerda floja por una posible tercera ola de Covid-19.

En este contexto, es importante saber que con una inflación creciente, que pega ya en el precio de bienes de consumo básico, el gobierno federal decidió intervenir ante la imposibilidad de sostener la credibilidad sobre uno de los mantras sexenales incumplidos: los bajos precios de las gasolinas.

Este fin de semana por instrucciones de Arturo Herrera Gutiérrez, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, entrará en vigor la aplicación de un estímulo fiscal a la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina Premium, la que llegó a cotizarse por arriba de los 25 pesos por litros en varias gasolineras del país.

Así, la llamada gasolina roja contará con un estímulo fiscal por 2.88% desde este fin de semana pasado, hasta el 17 de abril, al menos.

Con esto se busca que los precios bajen y también el impacto directo en la cadena de precios de varios productos, que ha mantenido al país con una mayor inflación a lo esperado. El estímulo se había retirado a las gasolinas Premium.

Sin duda el precio de los combustibles y la inflación están significando uno de los tantos tópicos que están golpeando la credibilidad de la Cuarta Transformación entre las clases medias y el sector productivo, y, en menor medida, entre los estratos económicos más bajos, donde la acumulación de aumento en alimentos y otros productos básicos también ha comenzado a resentirse. El aumento de la gasolina se ha sumado a los incrementos de gas LP, de uso común entre la población.

La decisión, también asumida en un contexto electoral, sin duda, se realiza a la par de que el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un aumento de la inflación de 0.83% respecto a los precios en febrero. Con esto, la inflación anual se mantuvo al alza por tercer mes al hilo, impulsada por incrementos a gasolinas y gas LP, llegando a 4.67%. Este nivel rebasa el rango objetivo fijado por el Banco de México, de 3.00% +/- un punto porcentual.

En los hogares el daño fue alto, el gas doméstico se encareció 5.21% mensual. Esto impactó en el precio de las tortillas, por ejemplo. Mientras que el sector transportista se vio afectado por un aumento de 2.08% en la gasolina de bajo octanaje.

Más allá de la danza numérica. Hasta ahora las medidas de la SHCP han resultado píldoras para un problema mayor, dado el desinterés del Ejecutivo por formar una economía más competitiva y desactivar todos los esquemas para reducir los costos con más actores en el mercado energético.

La inflación, un problema setentero, le salta a un gobierno federal que piensa que aquellos años fueron una ‘edad dorada’, y que nos costó tres décadas de pobreza, trabajo y reformas para crecer y enfrentar sus saldos

Aviso de Ocasión

Entre todas las malas noticias económicas, hay una buena, si es que Usted es persona física –fiscalmente- y debe presentar su declaración anual en este mes. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer que hay prórroga. Las personas físicas tendrán hasta el próximo 31 de mayo para entregar la declaración anual correspondiente al ejercicio fiscal del 2020.

El órgano recaudador publicó la versión anticipada de la Resolución de la Miscelánea Fiscal y establece que “para los efectos del artículo 150, primer párrafo, de la Ley de Impuesto sobre la Renta (ISR) las personas físicas podrán presentar su declaración anual correspondiente al ejercicio fiscal del 2020, a más tardar el 31 de mayo”.

Hay más tiempo, ahora, hay que cumplir.

Otras noticias