La imagen de extrema violencia en México que da la vuelta al mundo

Este martes se presentaron ocho asesinatos en la ciudad y localidades vecinas. Durante la tarde ultimaron a cuatro jóvenes en Coyuca de Benítez. Foto: Bernardino Hernández/ Cuartoscuro

Tres hermanos y su padre fueron abatidos en Guerrero, la fotografía de sus cuerpos inertes da muestra de inseguridad que vive el país

Redacción

MÉXICO.- La sangre le escurre a un adolescente recostado sobre una barda y mancha su playera verde con la palabra ‘México’ en letras blancas; a su lado se encuentran otros dos jóvenes, sus hermanos, que también recibieron ‘plomo’ la mañana del martes y cuyos cuerpos fueron dejados sin vida debajo de un puente en el poblado de El Zapote, en Coyuca de Benítez, Guerrero.

La imagen fue tomada por Bernandino Hernández, fotoperiodista de las agencias Cuartoscuro y Proceso. Junto al cuerpo de los tres hermanos, de 16, 20 y 24 años de edad, fue hallado también el de su padre, Jorge, de 59 años. Su familia se enteró de la tragedia la mañana del miércoles, cuando comenzó a circular en medios locales la imagen de los cuatro en medio de charcos de sangre. Estaban reportados como desaparecidos desde la tarde del domingo.

La crudeza de la fotografía ha impactado a medios locales e internacionales, al retratar, una vez más, los grados de violencia que se viven en el país, pero en especial en el estado de Guerrero, que en el primer semestre de 2017 registró mil 141 ejecuciones, 64 más que en el mismo periodo de 2016.

En entrevista con Carmen Aristegui, Hernández relató su experiencia en la toma de la fotografía y consideró que las autoridades no tienen un esquema de respuesta eficiente ante los secuestros, extorsiones y homicidios que miembros del crimen organizado perpetran en el estado.

El pasado martes 12 de septiembre al menos ocho personas fueron asesinadas en Guerrero; cuatro hombres fueron encontrados con heridas de bala en la comunidad de “El Zapote”, debajo del puente ubicado en la curva del kilómetro 46+600 de la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, en el municipio de Coyuca de Benítez.

“Ya es el grito de: ¡Auxilio México, despierta! Estamos sumergidos en este tipo de violencia. Siempre hay diario, cuatro, seis, ocho, diez asesinatos. El gobierno del estado cobra millones de pesos para la seguridad, pero no la proporciona. La dolencia a veces tan fuerte de la familia y no les interesa. Tenemos que despertar por todos los hechos que se están viviendo en toda la república”.

Comments

comments