Nancy Venegas

Irapuato.- El próximo martes la Plaza de Toros Revolución cumplirá 80 años, pero esta vez no se escucharán los “oles” o “torero” por parte de la afición taurina. Este año no se celebrará la tradicional corrida de aniversario, debido a la pandemia por Covid-19.

Con una capacidad para 8 mil espectadores y el cartel que anunciaba un mano a mano del maestro Fermín Espinosa ‘Armillita’ y Lorenzo Garza ‘El Magnífico’, el 24 de noviembre de 1940, fue inaugurada oficialmente la Plaza de Toros Revolución, ubicada entre la Avenida de la Reforma y calle Grillito Cantor. Ese día, la casa ganadera ‘La Punta’, proporcionó los toros para la corrida, fue una fecha inolvidable para la afición taurina porque ‘Armillita’ y ‘El Magnífico’, cortaron oreja y rabo.

Martín Martínez Hidalgo, historiador del Museo de la Ciudad, compartió que se cuentan con copias de los documentos sobre el inicio de lo que fue el parque recreativo Revolución, un complejo creado para la sana convivencia de las familias y detonar la economía.

“En el parque recreativo ‘Revolución’ de la ciudad de Irapuato, se siguen los trabajos para reconstruir todo lo que estaba destruido y terminar lo que estaba por hacer con la mira de hacer del mismo el principal campo deportivo del centro del país. La Plaza de Toros construida con el propósito de obtener una fuente permanente de ingresos que sostenga las necesidades deportivas del mismo campo, una vez ya terminada, habiéndose alcanzado un éxito halagador en materia económica en las dos funciones taurinas que en ella se han verificado”, señala la página 570 de Guanajuato en la Voz de sus Gobernadores, Compilación de informes de gobierno 1917-1999, Gobierno del Estado de Guanajuato, IV tomos, Gto. México, Archivo General del Gobierno del Estado. Tomo I: Informe que rindió el Enrique Fernández Martínez, el 1° de abril de 1941.

También en los libros de actas del Ayuntamiento, concretamente en la foja 25 del libro de los años 1939-1940, de la sesión realizada el 4 de noviembre de 1940, cuando el presidente era José Arroyo Chagollán, se acentó la inauguración.

Desde entonces, la plaza Revolución se convirtió en el escenario de grandes eventos taurinos por donde las figuras de la época de oro de la ‘fiesta brava’ han demostrado su talento, se le consideró la antesala de la Monumental Plaza de Toros México.

Seis años después de su inauguración, el 12 de enero de 1946 se presentó ‘Manolete’, también pisaron el escenario fresero, Silverio Pérez, Francisco Rivera ‘Paquirri’, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, Antonio Lomelín, Manuel Capetillo, Manuel Martínez Ancira, David Silveti, Jorge Gutiérrez, El ‘Payo’, entre otros.

En esta plaza se llevan a cabo dos corridas al año, la primera en marzo como parte de los eventos de la Feria de las Fresas y la otra para celebrar cada año la Revolución Mexicana, el 20 de noviembre. Pero esta vez la afición taurina, deberá cuidar su salud para evitar contagios por coronavirus, esperar a que existan las condiciones sanitarias aptas para la realización de la corrida.

AC