Redacción

Israel.- Gracias a una exitosa campaña de vacunación, Israel se propone ser en unos meses el primer país en acabar con la Covid-19.

Hasta el jueves pasado, el gobierno israelí había vacunado a casi un cuarto de su población con una primera dosis (22.57%) y para marzo espera haber inmunizado a todos aquellos mayores de 16 años.

En tan solo tres semanas, más de dos millones de personas fueron inoculadas.

Entre las razones que explican su éxito están que pactó desde abril con farmacéuticas la compra de vacunas, abrió centros masivos de vacunación, la inoculación se extendió a personas desde los 60 años de edad e, incluso, si sobraban vacunas se aplicaban a menores de esa edad.

Por otro lado, ONG internacionales y locales han criticado a Israel por no extender la vacunación a los palestinos en la Cisjordania ocupada.

*Con información de Debate

LC