Opinión Yerbamala

La emergencia

1.- La emergencia

Daniel Díaz Martínez

Los contagios y la tendencia de muertes en Guanajuato nos advierten que en cuestión de pocos días llegaremos a la escalofriante cifra de 7 mil muertes por COVID-19 y un acumulado de 100 mil guanajuatenses registrados con la infección certificada del coronavirus SARS-CoV-2. La semana que cierra ha mostrado registros de decesos que exhiben la gravedad de la crisis que se vive en la entidad y particularmente en León, donde se presenta prácticamente la mitad de las muertes. En las últimas 24 horas se registró la muerte de 125 guanajuatenses, de acuerdo a datos de la Secretaría de Salud estatal y un índice de 82 por ciento de ocupación de camas de hospital, según registros federales. Lo nunca visto. Y aún falta determinar la cifra negra.

Niños se han quedado sin padres, empresas sin sus liderazgos, empleos sin sus trabajadores, viudas y viudos. Se han perdido, estudiantes, madres, padres, especialistas médicos, enfermeras, científicos, políticos, periodistas, maestros, albañiles, herreros, policías, ingenieros, sacerdotes, vaya, no hay sector sin muertes. No hay espacio en panteones y las cremaciones tardan hasta tres días en realizarse; no hay medicamentos en farmacias, ni oxígeno suficiente para los enfermos. Pero la indisciplina social persiste. Se reta a la muerte y se usa el libre albedrío como la excusa perfecta para dejar pasar y hacer.

Daniel Díaz Martínez, secretario de Salud de Guanajuato, tiene en sus manos la titánica tarea de estructurar la contención del desastre, pero urge del apoyo de los órdenes de gobierno estatal y municipal. En lo que llega la tranquilidad de la vacunación, las muertes se multiplican en un estado que ya tiene el mayor número de contagios activos de México. Es la guerra contra la enfermedad y no se entiende.

2.- La nueva relación bilateral

Joe Biden

El conflicto escenificado por los “hombres” del presidente saliente Donald Trump son los estertores, porque no se impusieron la medallita por ajusticiar al general de cuatro estrellas de México y por una respuesta contundente a la actuación de agentes extranjeros en territorio mexicano. La actitud de embajador de los Estados Unidos, Christopher Landau, de criticar a México por no combatir el tráfico de armas, es igual la de Donald Trump por la entrega de la Casa Blanca, recrea el berrinche. Los nuevos amarres, en la vuelta de la esquina.

La próxima semana, precisamente el 20 de enero, iniciará una nueva relación bilateral entre los dos países, incluso con el resto del mundo, Joe Biden ejercerá el poder del país más poderoso y deberá atender el llamado del pueblo norteamericano y el mundo, que quieren el cambio, donde están dos asuntos urgentes, la actuación ante la pandemia que ha infectado a la humanidad empobreciéndola más, y la seguridad global, directamente la seguridad pública entre los países vecinos.

México y sus estados están anclados en la respuesta del próximo 20 de enero, no sólo por el tráfico de las armas que ingresan al país sino también por el tráfico de los estupefacientes. Lo que salga de la negociación y se despliegue seguramente servirá a Guanajuato y definirá la relación interna para que se “provea” la seguridad pública. Pero hay trabajo “especificó” que deberá realizar cada orden de gobierno, federal, estatal y municipal, que servirá para el vínculo necesario, que por cierto mandatan nuestras leyes.

3.- Por el epicentro del poder

Alejandro Navarro

Se podría certificar que, por la alcaldía de Guanajuato, capital del estado y Ciudad Patrimonio de la Humanidad, la mayoría de los abanderados están puestos. Luego de aprobarse la procedibilidad de la candidatura por el PAN del alcalde Alejandro Navarro Saldaña, yendo por la reelección, se concibe que será el abanderado a vencer; arranca como favorito frente al grupo de oposición.

La lucha por el centro neurálgico de los poderes locales es hasta simbólica para el político que la ocupa. Morena, la primera minoría, no tiene candidato y está definiendo el método para su obtención, encuesta, tómbola o piedra, papel o tijera, pero traen dos gallos: quien tiene a los morenos en la segunda posición del poder, Roberto Loya o el discutible regidor Oscar Aguayo. Sin coalición con PT y PANAL, ni candidatos, aparece en el segundo lugar de las encuestas.

El escenario de la lucha por el poder municipal se llena con el exalcalde capitalino, Edgar Castro, con certificación del PRI y acompañamiento de las mini tribus perredistas; vaya, hasta le prestará a su padrino Francisco Arroyo, a fin de que levante en Cuévano al Movimiento Ciudadano será el exjefe policiaco, Cristian Ortiz, quien estará en la lucha. Por parte del Verde, el encargado de quitar al PAN es el diputado local, Israel Cabrera, quien podría ganar una regiduría, la suya.

De la Valija. ¿Gato por liebre?

A algún funcionario menor le ganó la desesperación por encontrar un espacio para el Banco del Bienestar en San Francisco del Rincón y encontró un terreno donado por el municipio a la Federación, gustándole para sus oficinas; sin embargo, como suele suceder, la legalidad no se le dio y no leyó las letras pequeñas de las escrituras: el terreno sólo se puede emplear para un hospital del ISSSTE. Ahora, quieren pasar por encima de la cláusula fundamento de la donación y dar gato por liebre a los francorrinconenses.

Javier Casillas Saldaña, el alcalde priista de San Pancho, ya les paró los tacos a quienes estaban por construir la oficina del Banco del Bienestar. La burocracia federal y estatal en la región, entre ellos miles de maestros, necesitan un hospital desde hace 8 años, pero el ISSSTE nomás no cumple y los hacen ir hasta Irapuato por servicio médico. Si se persiste en la idea del banquito, habrá acción de revocación de la donación.

Tedros Adhanom Ghebreyesus

El especialista y responsable internacional de la campaña contra la pandemia de COVID-19 fue lapidario ante las circunstancias que se viven en el planeta ante la enfermedad que ya cobró dos millones de muertes: el mundo no está logrando romper las cadenas de transmisión del coronavirus a nivel comunitario y familiar.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce así el fracaso de las políticas públicas asumidas en la mayoría de los países, incluido México, donde se ha tolerado la indisciplina social para contener los contagios del coronavirus y sobre todo evitar la gran mortandad, en una época donde se pensaba tener la tecnología para resolver una pandemia de este tipo.

En la OMS a su cargo existe la convicción de que es la conducta humana en varias naciones la responsable del paso arrollador de la pandemia y no las nuevas variantes del coronavirus que provoca la COVID-19. Y ahí es donde deben comprometerse los gobiernos desde el punto de vista de Tedros Adhanom.

Related posts