Póngale marcaje personal. Su vocabulario nos indica que tiene ideas claras sobre el papel que juega como representante popular, lo que busca en el Congreso del Estado y lo que se necesita para elevar la calidad del análisis y el debate en el Poder Legislativo. Eso sí, caminará con menos recursos que el resto, porque siendo la única voz de Movimiento Ciudadano no tendrá el respaldo que se otorga a los grupos parlamentarios. Tiene en contra su inexperiencia a la hora del juego político, lo que puede hacerle caer en algunos errores o hasta estar en riesgo de ser utilizada, por su buena fe, por la malevolencia de sus pares, sobre todo de su propio género, que navegan con banderas de paridad, pero en realidad la historia muestra otra cosa.

Hablamos de Dessire Ángel Rocha, diputada por Movimiento Ciudadana, llegó por la vía de representación proporcional y favorecida por los criterios de paridad de género, política afirmativa que busca equilibrar la participación de mujeres y hombres en el Congreso del Estado. Hay que recordar antes sus antecedentes: cuenta con maestría en innovación para el desarrollo empresarial; es docente universitaria y fue directora de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

Pues bien, Dessire Ángel Rocha tuvo ayer, en el pleno del Congreso del Estado, su primera oportunidad para mostrar sus alcances. Pidió a sus compañeros de la Soberanía apoyarle en un exhorto al titular del Ejecutivo estatal para que la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable lleve a cabo un análisis detallado del impacto económico de la escasez de chips en la industria automotriz en Guanajuato y las propuestas de política pública para aminorar sus efectos.

En ese punto, fue enfática al citar que no abogaría sólo por las afectaciones a la industria automotriz estatal por la escasez de los chips, sino por las afectaciones de la suspensión de pagos de toda la cadena de suministros que ya estaba afectando a las familias guanajuatenses que no están recibiendo sueldos completos.

También demandó que el Poder Ejecutivo estatal presente al Congreso del Estado un informe detallado sobre las acciones para promover la diversificación económica en materia de atracción de inversiones en nuevas tecnologías, la creación de capital humano, la sustentabilidad energética y recursos naturales para soportar nuevas industrias.

Podría decirse que su petición e intervención fue la única que fue más allá de los intereses partidarios presentes en el debate público. La intervención de la diputada del MC refresca el debate político en el Congreso, pues por fin el campo de la economía resuena con argumentos sólidos en la tribuna. Sin embargo, es menester decir que la diputada Dessiré Ángel Rocha pagó el noviciado. Su planteamiento fue directo al Ejecutivo estatal. Pudo haber sido a su propio poder, el Legislativo. Debe saber que tuvo la oportunidad y la dejó ir por la sobada fórmula del exhorto, los llamados a misa. Debe dar la batalla en las propias Enredaderas. Lo sabe, pues ella misma ha dicho que se necesita la creación de un “Think Tank” dentro del Congreso del Estado, un cuerpo de especialistas que genere las ideas, la discusión inteligente, las soluciones, el tanque pensante, “de alto nivel” cita, para que se haga legislación y política pública de mayor calidad.

Si ella tiene esa acertada premisa, luego entonces debe pedir que sea el propio Congreso el que use sus recursos para esos análisis y no depender, así, de la generosidad de un poder ajeno y que seguramente dará coba, poca o nula información. Si es que la mayoría acepta mandar el exhorto.

Creo que tiene en Luis Ernesto Ayala Torres, un interlocutor de calidad para empujar su idea. El Congreso del Estado puede y debe evolucionar a un trabajo legislativo de mayor calidad, más científico y menos partidario, al menos en cuanto a sus análisis y estudios. Tiene unidades que realizan tareas elementales, en materia de finanzas públicas, por ejemplo, o que realizan investigaciones legislativas, pero son meros compiladores. Urge gente de altas polendas en el campo de la investigación social que aporten a los diputados información certera, que sirva para la toma de decisiones.

La diputada abre el tema y puede hacerlo trascender. Sobre su interés de análisis, la escasez de chips y sus efectos. Sus argumentos resultan irrebatibles, incluso va más allá. Tal vez para muchos de sus compañeros el tema resulta hasta desconocido, pero se agradece que en el discurso legislativo ya se hayan incluido conceptos como blockchain, ciberseguridad, computadoras cuánticas y desarrollo de redes 5G.