Óscar Jiménez

León.- Ahí estaba Ricardo Sheffield en un evento público; fingía llorar y limpiar sus lágrimas con su corbata ante las acusaciones de ‘chillones’ de Miguel Márquez Márquez, entonces secretario de Desarrollo Social, a los integrantes del Pacto de La Loma previo a las elecciones de 2012.

Se han cumplido 10 años de aquellos dimes y diretes.

Márquez fue el ganador; se quedó y dirigió el rumbo panista y el estado por seis años. Sheffield perduró un poco más en la organización blanquiazul, y en 2018 renunció tras mantener las acusaciones contra Márquez por la definición de las candidaturas a cargos públicos.

José Ángel Córdova, entonces secretario de Salud en el gobierno de Felipe Calderón y principal promotor del pacto que buscaba, antes de otra cosa, confrontar las determinaciones dirigidas desde el gobierno -también panista- que mantenía Juan Manuel Oliva en el estado, también terminó por migrar: antes, en 2015 cambió a los colores del priismo para buscar la alcaldía de León, que no se le dio y ahora, recientemente, apareció en Movimiento Ciudadano.

También lee: Respalda PAN ‘depuración’ en Secretarías de Seguridad en todo Guanajuato

‘El llanto’ que auguraba nuevos rumbos

Durante un evento público, la prensa cuestionó a Ricardo Sheffield sobre el calificativo de ‘chillones’ que había vertido Miguel Márquez Márquez sobre los integrantes del Pacto de la Loma que, previamente, habían señalado al que a la postre sería gobernador por realizar la precampaña con recursos públicos.

“No saben cómo me duele; no puedo ni pensar al respecto porque es mucha emoción la que me produce”, declaraba Ricardo Sheffield mientras fingía limpiarse las lágrimas con la corbata roja que llevaba puesta y mientras los de alrededor reían.

“Ya no sean chillones, pues es tan sencillo que cuando pidan su licencia a su cargo todos, ese día yo también lo haré”, había mencionado Miguel Márquez.

Y es que se estaba en una época crucial.

Había posibilidades de que el panismo siguiera mandando en Guanajuato y había más de uno que se quería ‘candidatear’; tras el gobierno de Juan Manuel Oliva, se había reformulado un sector del panismo denominado ‘El Pacto de La Loma’, que conformaban José Ángel Córdova, que se mantenía en el gobierno federal, pero también, Ricardo Sheffield Padilla, alcalde de León; Luis Alberto Villarreal, senador; y Javier Usabiaga, diputado federal. Todos buscaban contraponerse a la corriente que mantenía el gobierno local de Juan Manuel Oliva, y más bien, proponer la candidatura del 2012.

Y así fue: de entre ellos, se eligió a José Ángel Córdova como precandidato a la gubernatura por este grupo, y anunció que en septiembre de 2011 renunciaría a su cargo federal.

Te puede interesar: Avanza propuesta del PAN para impulsar ‘turismo comunitario’ de Guanajuato

“Que la candidatura sea pareja para todos”, dijo en aquel entonces al anunciar los planes.

 En el PAN se unían, además, Miguel Márquez como ‘preferencia’ de Juan Manuel Oliva, Ricardo Torres Origel y Gerardo Mosqueda.

Resolución, cambios y disolución

Al final, lo ya sabido por todos: en 2012, en las boletas de votación apareció Miguel Márquez Márquez como candidato del PAN en las elecciones. Las ganó con más del 48 por ciento de los votos superando al priista Juan Ignacio Torres Landa, que se había quedado con un 40% en las urnas.

Después de aquello, no pasó mucho tiempo para que se disolviera el ‘Pacto de La Loma’; aunque inicialmente se mantuvo en el gobierno Federal, para enero de 2013, José Ángel Córdova renunció a su militancia en al Partido Acción Nacional, mientras que, en 2018, Sheffield ya se había lanzado como candidato a gobernador del estado por Morena; antes, su renuncia al blanquiazul se había dado con acusaciones directas a Márquez y Diego Sinhue, entonces diputado.

Incluso en las pasadas elecciones de este año, Sheffield reapareció como candidato, pero ahora a la alcaldía de León… que también perdió ante el panismo.

Por su parte, el originario de Celaya, Javier Usabiaga, falleció durante el 2018 víctima del cáncer a la edad de 79 años, pero antes había colaborado, incluso, en el gobierno de Márquez dentro de la secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural. Mientras tanto, Luis Alberto Villarreal es el único, de aquel pacto, que se ha mantenido en el Partido Acción Nacional; principalmente, como alcalde de San Miguel de Allende durante los últimos años.

LC