Se acabó la borrachera

Se acabó la borrachera. El arribo de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos sacudirá la modorra del gobierno de la 4T. A partir de enero del 2021 muchas cosas cambiarán en la agenda comercial y política.

De arranque, el T-MEC va ser el rector de la nueva interacción con nuestros vecinos. No el muro fronterizo ni la migración. La discusión se centrará ahora en el sector energético y el tratado será la guía.

Raudos y veloces, Felipe Calderón y José Antonio Meade subieron sus respectivas fotos al lado del ex vicepresidente Biden, en clara señal del aval a las políticas neoliberales de los anteriores gobiernos, sus gobiernos.

Más vale que Andrés Manuel López Obrador comience a escuchar con seriedad las advertencias de sus asesores porque ya no puede darse el lujo de seguir pasando por alto los compromisos de México.

Y es que las mutinacionales del otro lado de la frontera empezaron a armar baterías de abogados y cabilderos en tres grandes rubros: petróleo y electricidad; derechos humanos y laborales; y medio ambiente.

Mientras López Obrador espera a que una fuerza venida de quién sabe dónde le dé a Biden el reconocimiento de presidente electo, el equipo de éste empezó a definir una estrategia para México.

Grábese este nombre: Jeffrey Cooper, socio del bufete de abogados SimmonsCooper, hombre de confianza de James y Hunter Biden, los hijos del candidato ganador de las elecciones de la semana pasada.

Este personaje es el Jared Kushner de Donald Trump: el avezado yerno que facilitó negocios y la relación México-Estados Unidos. Hace diez días Cooper estuvo aquí, traído por su amigo, Miguel Alemán Magnani.

Ya empezó a tender puentes con colaboradores del atolondrado tabasqueño. Pero los acercamientos hasta ahora han sido con funcionarios de tercer nivel de la Cancillería. Pésima señal.

Un foco rojo, además del tema energético donde ya afilan cuchillos las empresas afectadas por la anti reforma que impulsaron Rocío Nahle y Manuel Bartlett, es la nueva vicepresidenta, Kamala Harris.

Esta mujer será la implacable encargada de que el gobierno de López Obrador cumpla a pie juntillas el T-MEC. Será el filtro por donde pasará la supervisión de lo que firmó nuestro gobierno.

Se acabó, pues, la borrachera.

LE INFORMÉ QUE el jueves Andrés Manuel López Obrador se reunió en privado con Rogelio Ramírez de la O y con Octavio Romero. Se habló de las posibilidades de que vuele el plan de recapitalización de Pemex que hace un par de semanas le reseñé aquí. Lo planteó el consejero independiente, Juan José Paullada, y significa colocar petrobonos por 10 mil millones de dólares que se pagarían con ventas a futuro de petróleo y tomar otros 10 mil millones de dólares del remanante de operación de Banco de México. El presidente tiene en Ramírez de la O a su principal consutor de temas económico-financieros. Fue decisiva su opinión para cancelar el Tramo 5 del Tren Maya, por los niveles de endeudamiento que implicaban para el gobierno. Más tarde introdujo cambios de última hora a la Ley de Afores. Este esquema para Pemex, así como está, no transita.

MIENTRAS LOS TÉCNICOS de la 4T busca acuerdos con empresarios para reactivar la economía, crecen los grupos clientelares como los que toman casetas de autopistas y vías de ferrocarril. Ante la timorato y omiso de las autoridades, la novedad es que estas protestas llegaron a corporativos de la CDMX. La semana pasada a Mercedes Benz, que dirige Jaime Cohen, y a ICA, que maneja Guadalupe Phillips. Amenazaron con volver hoy a plantarse e sus oficinas del complejo DownTown de Santa Fe y de Metropoli, en Patriotismo, respectivamente. Exigen pagos, a pesar de no tener relación contractual con las empresas. Con plantones, tomas ilegales y chantajes, expedientes como el de las casetas se volvieron inmanejables para la 4T, lo que ya prendió alertas en el empresariado.

SOBRE MARÍA ASUNCIÓN Aramburuzabala, le decía que inició la venta de su principal negocio en México. Se trata de Kio Networks. Posee alrededor de 80% de sus acciones. El resto pertenece a sus socios, principalmente Sergio Rosengaus, quien es quien lleva el timón operativo. Kio fue fundado por ambos en 2002 y hoy posee 40 centros de datos de alta densidad en México, Centroamérica, El Caribe y España. Le factura a unos mil 900 corporativos, incluido el gobierno, y a cerca de 80 mil Pymes. Goldman Sachs, que comanda Manuel Camacho, es el agente vendedor. Se habla de un precio de referencia de unos 800 millones de dólares. Aramburuzabala no ve viabilidad de nuevos negocios.

JAVER, LA VIVIENDERA de Salomón Marcuschamer, pidió otra extensión de tres meses a sus acreedores para pagar intereses sobre el crédito sindicado de Credit Suisse. Apenas el 18 de agosto había notificado una dispensa de seis meses que vencía en febrero. Ahora, junto con el banco dirigido por Nicolás Troillet, el HSBC de Jorge Arce y el Canada Plan Pension Investment Board, que lleva Rodolfo Spielmann, pateó el pago hasta mayo del 2021. El cupón es por 102 millones de pesos y el crédito de 140 millones de dólares. Al cierre del tercer trimestre Javer reportó una disminución de 12.8% en sus ventas. El efecto del Covid-19.

EL INSTITUTO FEDERAL de Especialistas en Concursos Mercantiles (Ifecom), que comanda Edgar Bonilla, designó finalmente a Roberto Barquera Ugarte como conciliador de Grupo Famsa. Es un experto con varios años en esta actividad. Algunos expedientes en los que ha participado son Grupo Senda Autotransporte, Metalek, Inmobiliaria Terralta, Compañía Manufacturera Libra y ARGGE Alimentos.

TRAS LA SALIDA de Gerardo Ferrando de la dirección de Grupo Aeroportuario CDMX, Jorge Arganis alista un nuevo movimiento en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Se trata de Carlos Morán, quien también dejará la Subsecretaría de Transporte, que apenas hace unos días absorbió las funciones de la extinta Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico.